Salud no acuerda con relajar el distanciamiento

Varios municipios rionegrinos han flexibilizado restricciones
El Ministerio de Salud expresó su preocupación por la flexibilización de las medidas de prevención de la gripe A (H1N1) que han anunciado algunos municipios de la provincia para este fin de semana, a pesar de las recomendaciones difundidas públicamente respecto a la inconveniencia de las aglomeraciones públicas, sobre todo, en espacios cerrados.

En tanto, se evaluaba ayer en algunos estatamentos del Gobierno Provincial si se adhiere a la medida de prorrogar las licencias para embarazadas y personas en riesgo que ya determinaron la Capital Federal y Buenos Aires.

Las estadísticas de muertos por gripe A H1N1 sumaron ayer dos nuevos casos en Río Negro. Los resultados de los análisis realizados en el Malbrán, con muestras de una niña de sólo 6 años oriunda de Luis Beltrán, que falleció días atrás en el Hospital de Roca, y los de un hombre mayor radicado en esta capital, cuyo su deceso se produjo en un centro privado, confirmaron que ambos fueron víctimas de la influenza.

Estos registros se suman al de un niño de Cipolletti que se atendía en Neuquén, que ya había sido confirmado hace algunos días. Hasta el momento, el laboratorio nacional de referencia ANLIS-Malbrán notificó 59 casos positivos -en los que se incluyen los tres fallecidos (dos con patología severa previa)- y 13 negativos.

Trascendió además que existen muestras de 26 casos de personas fallecidas en las últimas semanas en la provincia de Río Negro, cuyos resultados todavía no fueron suministrados por el Malbrán y permanecen en condición de sospechosos.

Un comunicado oficial de la cartera señala que la historia de la pandemia de Influenza A (H1N1) demuestra que el distanciamiento social ha sido una de las medidas más efectivas, no sólo en Río Negro sino a escala mundial, para evitar el contagio de persona a persona.

La disminución de las consultas en las guardias hospitalarias de ninguna manera puede ser evaluada como un retroceso de la pandemia.

Por lo tanto, es necesario recordar que las estimaciones sanitarias -informadas reiteradamente por autoridades y técnicos del Ministerio de Salud en los medios de difusión-, hacen presumir que no se ha llegado al máximo de afectados por esta enfermedad, por lo que se espera un pico de contagios para las próximas semanas.

"Los recesos establecidos en la totalidad de los niveles educativos del país, adelantados por las administraciones gubernamentales nacionales y provinciales para proteger a niños, adolescentes y adultos jóvenes, necesitan invariablemente del sostenimiento de las acciones de prevención en el ámbito municipal, en el de sus concejos deliberantes, y también en la comunidad", afirma el comunicado.

La estadística demuestra que es este grupo etario el más vulnerable a los efectos del virus H1N1, por lo que resulta preocupante el relajamiento de las medidas de distanciamiento entre personas, una precaución que debe adoptarse con conciencia ciudadana.

Ante esta situación, el COES recomendó a la población la no asistencia a eventos sociales masivos por el riesgo que ello conlleva para la salud de todos.

Comentá la nota