Salta tendrá el primer polo productivo para jóvenes en contexto de encierro del programa Argentina Trabaja

El primer polo productivo del programa Argentina Trabaja, destinado para jóvenes en contexto de encierro, se construye en Salta con el objetivo de crear oportunidades de inclusión que permitan mejorar la calidad de vida a través de la generación de puestos de trabajo.

“Esta iniciativa tiene esencialmente el objetivo de velar por la reinserción social de los jóvenes y alejarlos del delito, que es salir de la órbita del sistema de seguridad y del servicio penitenciario formal”, explicó a Télam el secretario de Derechos Humanos de Salta, Martín García Caínzo.

El funcionario expresó que estos polos productivos se enmarcan en el plan Argentina Trabaja, impulsado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y destinado a personas en situación de vulnerabilidad, sin ingresos formales en el grupo familiar, sin prestaciones de pensiones o jubilaciones nacionales, ni otros planes sociales.

“Se trata de personas que amplían su capacidad y su posibilidad de emprendedurismo”, comentó, tras lo que detalló que los beneficiarios de este programa son, principalmente mujeres, que se preparan en distintos oficios, pero primero lo hacen en albañilería.

A partir de allí, se juntan en cooperativas y construyen los talleres en los que después aprenderán otros oficios.

En este caso especial, al construirse las instalaciones de los talleres dentro del predio del Centro de Atención a Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal N°1 de Salta, los menores que allí concurren estarán entre los beneficiarios del programa.

“Son chicos de entre 16 y 18 años en conflicto con la ley, para quienes estamos trabajando en diferentes direcciones. Una es esta idea de adecuar el plan Argentina Trabaja e incluirlos en el primero polo productivo del país para jóvenes en contexto de encierro”, destacó García Caínzo.

De esta manera, “no solo estaremos reforzando cuestiones como el cumplimiento de los niveles educativos como la primaria y la secundaria, sino que además les estaremos dando formación en oficios”, remarcó.

Actualmente son 33 los menores allí alojados, mientras que en toda la provincia los jóvenes en conflicto con la ley llegan a 112, pero el secretario de Derechos Humanos indicó que esta es una cifra relativa, ya que varía en el tiempo.

La semana pasada, el gobernador Juan Manuel Urtubey, visitó el predio donde se encuentra en marcha el tercer polo productivo del programa Argentina Trabaja en la ciudad de Salta.

Allí son dos las cooperativas que construyen el edificio que permitirá ampliar el Centro de Atención a Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal N°1 de Salta, ubicado en el barrio Castañares, de la zona norte de la capital provincial.

La obra que allí se levanta posibilitará el dictado de talleres de tres oficios: herrería, carpintería y textil.

“Según el taller serán distintos los períodos de enseñanza y los niveles, y cada nivel contará con su certificado correspondiente”, sostuvo el funcionario salteño, quien además apuntó que los jueces pondrán como condición para el egreso del centro “que los menores continúen concurriendo a los talleres, hasta concluir la formación”.

García Caínzo manifestó que en la ciudad de Salta están en ejecución tres polos productivos, donde funcionarán seis talleres.

A éste que trabaja en la ampliación del Centro de Atención a Jóvenes en Conflicto con la Ley, se suman el de barrio La Paz, cuya obra se encuentra en la etapa final, y otro en el barrio Bicentenario, con trabajos en etapa inicial.

Los tres talleres de este centro de jóvenes en contexto de encierro estarán funcionando en aproximadamente tres meses, según estimó el secretario, que a la vez señaló que no comenzarán de manera simultánea, y adelantó que los materiales y equipamiento serán provistos por la provincia y la Nación.

Por otro lado, García Caínzo manifestó que los jóvenes de este centro cuentan con una radio recientemente habilitada, a la que acceden los mejores alumnos, y que cuenta con una cobertura de aproximadamente cien metros.

En este marco, relató que los chicos eligen los temas, que son debidamente autorizados por la Secretaría de Derechos Humanos y los jueces, y realizan los programas.

“Es un sistema sumamente novedoso, que mantiene a los chicos muy motivados”, afirmó, tras lo que agregó que también se consiguió un espacio informático a través del programa Núcleos de Acceso al Conocimiento (NAC) que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que será también el primero para jóvenes en contexto de encierro.

Finalmente, destacó que se trabaja en un proyecto de operadores asistenciales, que será personal especialmente formado en temas de seguridad pero preparados para el manejo de niños, jóvenes y adolescentes.

“Esto se sumará al área civil que ya trabaja con estos menores, con la participación de médicos, psicólogos y abogados, entre otros profesionales, y se aparta de lo que es el personal común de un servicio penitenciario, que no puede ser el mismo en el trato de menores, ya que deberán velar por la reinserción de estos chicos”, concluyó.

El programa Argentina Trabaja busca crear oportunidades de inclusión para mejorar la calidad de vida de numerosas familias a través de la generación de puestos de trabajo, la capacitación y la promoción de la organización cooperativa para la ejecución de obras de infraestructura.

De este modo, se crean nuevos puestos de trabajo genuino que privilegian la participación colectiva por sobre la individual y mejora los espacios comunitarios incidiendo directamente sobre la vida cotidiana de vecinas y vecinos.

Coment� la nota