Salta será la primera provincia en contar con un sello de Gestión Ecoeficiente

La provincia es la primera de la Argentina en crear un sello de Gestión Salteña Ecoeficiente que permitirá implementar un sistema de gestión ambiental en las empresas, a través de la norma ISO.

Esta herramienta permitirá a 50 firmas ya adheridas al programa de "Gestión Salteña Ecoeficiente", acceder a nuevos mercados en forma competitiva y posicionarse en la sociedad como actores responsables con el ambiente y su gente.

La presentación del programa y sello se realizó este mediodía durante un acto que fue encabezado por el gobernador Juan Manuel Urtubey, oportunidad en la que se destacó el trabajo que se lleva adelante para lograr un equilibrio entre la rentabilidad y la reducción del impacto ambiental de la producción local.

Durante el acto se explicó que CREA es el logo del sello y representa las etapas del programa (Compromiso, Responsabilidad, Eficiencia y Aptitud).

"En Salta trabajamos para generar cambios y la evolución de una matriz cultural, una tarea que no es declamativa y para la que necesitamos la participación de todos los niveles de la sociedad, sin visiones sectoriales", dijo el Gobernador salteño, al tiempo que puso en valor la tarea que lleva adelante el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

"El mundo avanza hacia este tipo de certificaciones, un patrón referencial que mejorará sin dudas los precios de nuestros productos. Salta puede marcar un rumbo, tenemos que aprovechar las riquezas que tenemos y seguir trabajando en esta sintonía", expresó Urtubey, al destacar la decisión de las 50 empresas que adhirieron al programa "Gestión Salteña Ecoeficiente".

En el acto, también estuvieron presentes el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Julio Nasser, y el titular del Consejo Federal de Medio Ambiente, Alfredo Montalbán, además de un grupo de empresarios.

Nasser indicó que la producción está relacionada con el tratamiento del medio ambiente y es por eso que la certificación es una herramienta que brinda competitividad internacional a la producción salteña.

Programa Gestión Salteña Ecoeficiente

Fue creado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, a través del área "Producción Más Limpia".

La acreditación a la gestión salteña ecoeficiente, pretende incorporar la variable ambiental, permitiendo a las empresas profundizar sus mercados y enfrentar las exigencias ambientales en la apertura nacional e internacional.

El sello de ecoeficiencia salteña, agregará valor a productos y servicios de empresas radicadas en la Provincia, permitiendo el acceso a nuevos mercados y mejorando la imagen social de la empresa.

Asimismo, brinda la posibilidad de adoptar este componente como un atributo de la responsabilidad social empresaria, otorgando un valor agregado a las marcas que lo desarrollen.

Las producciones sujetas a la acreditación en una primera etapa serán: las producciones agrícolas, ganaderas, industriales, petroleras, de gas y actividades de aprovechamiento forestal.

Etapas de la certificación

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable gestionó ante el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), las siguientes etapas de certificación que forman el logo, con las siglas CREA:

Compromiso: Para que la implementación de un sistema de gestión ambiental sea exitoso, sustentable y agregue valor a las actividades de la empresa, es esencial contar con el respaldo y compromiso de la Dirección de la empresa y sus colaboradores directos.

Esta etapa se certifica a partir de los siguientes pasos:

• Acta compromiso: Firma de un Acta Intención, en la cual se formaliza el compromiso de la empresa, a través de su representante legal el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

• Estado inicial de la empresa o línea de Base: La revisión inicial ambiental de la empresa es el primer elemento clave en la etapa de planeación para el sistema de gestión ambiental, de mejora continua.

• Proyecto empresario de mejora: Una vez realizado el análisis detallado del diagnóstico, se puede determinar en qué áreas es necesario realizar mejoras, lo cual permite elaborar un plan de acción con objetivos claros y metas bien establecidas, que puedan cuantificar su cumplimiento.

Responsabilidad: En esta etapa se implementan Programas de Responsabilidad Socio Ambiental Empresaria, orientados a acciones concretas a nivel social y ambiental, con resultados cualitativos y cuantitativos que puedan ser plasmados en un balance socio ambiental de la empresa.

Eficiencia: Es la integración de las tres etapas de certificación anteriores, el cierre de un proceso que garantiza continuidad y compromiso. En este punto, la empresa puede optar por un sistema de gestión propio o certificar sistemas como la serie ISO 14.000.

Aptitud: A través de la constante capacitación y motivación del personal en las temáticas de orden y limpieza, uso eficiente de la energía, uso eficiente del agua, uso eficiente de materias primas e insumos, manejo sustentable de los residuos y tecnologías más limpias para la optimización de procesos y productos.

Comentá la nota