"Salta necesita tener un fuerte shock productivo para combatir la pobreza".

Lejos del tono apocalíptico que muchas veces utiliza, y en una campaña electoral donde los agravios y las impugnaciones acaparan toda la atención, "Lilita" se muestra extremadamente reflexiva y moderada con sus pronósticos para el país: "No sé por qué, pero siento que viene un aire fresco", señaló en diálogo telefónico con El Tribuno.
Carrió, que llega a Salta a presentar a su candidato a diputado Ricardo Gómez Diez, encabezará hoy a las 20.30 un acto en el Centro Argentino (avenida Sarmiento 277).

Tal como acostumbra, la ex radical no le esquivó al bulto: se "rió" de los que dicen que habla con Dios, asegura que en agosto "evitó" el golpe de Estado y justificó su tercer lugar en la lista porteña con argumentos religiosos: "Sólo pueden ser primeros quienes son capaces de ser últimos y servir a los demás".

¿Cuál cree que es la necesidad más urgente para resolver en el norte argentino?

Todo el norte argentino necesita tener un fuerte shock productivo para combatir la pobreza, y Salta no es la excepción. Eso, desde ya, debería extenderse también a todo el resto del país. Creo que hay que relanzar las fuerzas productivas del interior que venían muy bien, pero esta política agropecuaria desastrosa terminó por quitar el derecho a la prosperidad de la gente. Me parece que, para el interior del país, la verdadera salida de la crisis tiene que ver con una fuerte actividad agroindustrial. En Salta en particular y en el norte en general hay que solucionar los fuertes problemas de pobreza que existen. Para lograr eso queremos hacer el ingreso ciudadano a la niñez, que son $200 por chico administrado por la madre.

¿Qué tiene Ricardo Gómez Diez a diferencia de otros para haberlo elegido como su candidato en Salta?

Es el candidato de un acuerdo entre el radicalismo, el socialismo y otros partidos. Yo, como presidenta de la Coalición Cívica, avalé ese acuerdo y Propuesta Salteña, además, adhería a los principios de nuestro partido. Gómez Diez fue compañero mío de banca y tuvimos un trato respetuoso. Creo que es un hombre inteligente.

Existen sectores que hablan de una "derechización" de su fuerza política, teniendo en cuenta la amplitud que tiene a la hora de cosechar aliados: desde la UCR hasta López Murphy y desde Prat Gay hasta el socialismo o Julio Cobos. ¿Qué les responde?

La verdad es que no preocupa. No me preocupa lo que me digan ni lo que no me digan. En el Acuerdo Cívico y Social estamos personas que pensamos distinto pero que compartimos algunos principios. En todo caso, si alguna vez fuera presidente, yo sería la garante de la lucha contra la pobreza y la salida de la indigencia en el país.

Si tuviese que definir el perfil ideológico de su partido, ¿cuál sería?

(Interrumpe) La verdad es que yo no tengo perfil ideológico: yo me defino por principios no por ideología.

Una de las principales críticas que recibe el kirchnerismo es que la distribución de la riqueza no mejoró. Como diputada, ¿promoverá una ley que baje el IVA para los productos de la cánasta básica?

Sí, sí. Estamos pensando en dos puntos de rebaja para productos de la canasta básica. También proponemos la rebaja de los aportes patronales para sostener el empleo. Sabemos que las PyME, con estos aportes patronales y esta recesión, tienen que despedir personal. Además, estamos pensando en el impuesto a la renta financiera y en la coparticipación del impuesto al cheque.

Acusaciones cruzadas entre los candidatos, impugnaciones a las listas, causas por narcotráfico en medio de la campaña. De propuestas se escucha poco y nada...

No, nosotros no. Yo le digo a la gente que cuando vea a Néstor Kirchner haga zapping. Hay que ponerle el cuerpo a la esperanza porque hay una salida posible para el país. Una salida paso a paso, en paz, no violenta y por fuera de los aparatos tradicionales del PJ. Hay que apostar a esto y ya estamos cerca de la salida. No sé por qué, pero respiro un aire fresco. Yo llamo al pueblo de Salta a ponerle el cuerpo a la esperanza: a fiscalizar, a ayudar. Nuestros hijos algún día nos van a demandar si no ponemos el cuerpo ahora.

Usted ya anunció que será candidata a presidente en 2011, pero sin embargo ocupa el tercer lugar en la lista porteña, ¿cómo se explica?

(Interrumpe) Ahora sirvo tercera. (Se ríe) Me encanta: esto de ser tercera me copa. Las personas no dependen del lugar que ocupen. Yo soy profundamente cristiana y la religión dice que sólo pueden ser primeros quienes son capaces de ser últimos y servir a los demás. Es un principio cristiano que lo pude aplicar con esta candidatura. Me pone feliz como cristiana, porque además no tengo ni narcisismo que cuidar.

¿Qué siente cuando dicen que usted habla con Dios?

Me encanta. Ahora con el "Gran Cuñado" si tenemos de puntero a San Pedro ganamos por paliza.

¿Su personaje en el programa de Tinelli la favorece o la perjudica?

Me divierte. Si mi vida política dependiera de un programa de televisión sería dramático.

Macri y De Narváez deslizaron que la Presidenta podría dejar su cargo antes de 2011, ¿cómo lo ve?

En este tema no coincidimos con la postura de Macri y De Narváez.

¿Por qué aminoró tanto sus críticas hacia Cobos (había acusado al vicepresidente de estar en un "proyecto golpista junto a Duhalde")?

Lo único que hice en agosto pasado es evitar el golpe de Estado. Algunos grupos corporativos querían aprovechar la derrota oficialista frente al campo y me pareció que había que sostener el Gobierno. No quería que lo usen a Cobos para eso. Por ese motivo les dije a esos grupos que paren porque la salida tiene que ser democrática y la Presidenta tiene que cumplir su mandato. Cobos no tiene nada que ver, pero no conoce la Argentina corporativa ni conoce Buenos Aires.

Las encuestas en Capital le dan una fuerte ventaja al macrismo...

(Interrumpe) No, no es cierto. Son tres puntos abajo o cinco arriba. Vamos a ganar la Capital y el país.

Comentá la nota