"Salta es la frontera con el narcotráfico más grande del país"

El presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, Jorge Villada, señaló a lanacion.com que la extensión geográfica de la provincia hace que los controles de Gendarmería sean insuficientes
Explican que Salta es la frontera con el narcotráfico más grande del país y que en ese límite, una franja de 1000 km de largo por 300 de ancho, son insuficientes los controles por tierra de la Gendarmería.

Jorge Villada es presidente de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, una jurisdicción en la que hay 25.000 causas penales abiertas a raíz del tráfico ilegal de estupefacientes.

En una conversación telefónica con lanacion.com explicó: "Eso es lo que llega a la Justicia, lo que se detecta. De ahí la necesidad de la colocación de radares."

Y continuó: "Si bien es una preocupación compartida por otras jurisdicciones, la nuestra es la frontera con el narcotráfico más grande del país"

El planteo sobre la necesidad de la radarización de la frontera en el norte argentino ayer sentó un nuevo precedente con el reclamo de medidas urgentes que la Corte Suprema de Justicia de la Nación trasladó al Gobierno.

El máximo tribunal hizo propio, en realidad, un pedido de la Cámara Federal de Salta para que la frontera norte del país cuente con radares que permitan identificar los vuelos clandestinos que presuntamente transportan drogas ilegales.

Villada detalló que los traslados aéreos en ese territorio comienzan a partir de las 18, cuando cesan los servicios comerciales en Salta y Jujuy. Destacó que en los últimos 12 meses se constató un crecimiento de estas prácticas que llevó a secuestrar varios miles de kilogramos de drogas ilegales.

Entrada. La situación es aun más compleja, señaló el magistrado, ya que Salta y Jujuy son la puerta de la entrada a buena parte del país. "Salta tiene límite con otras cinco del interior", explicó.

En esa extensión territorial, dijo, los controles por tierra muchas veces resultan insuficientes. "Convengamos que a lo largo de los 1200 kilómetros, hay sólo siete pasos formalmente habilitados pero igualmente se puede cruzar por otros 60 lugares diferentes", puntualizó.

Por eso, si bien reconoció que el sistema solicitado al Gobierno es caro, se trata de un sistema que ayudaría a la tarea de las fuerzas de seguridad. Y subrayó: "Sería un paso muy importante [porque se trata de una tecnología que] ayudaría saber de dónde vienen las aeronaves y adónde van. Los lugares donde cae [la droga], dónde la recogen y por dónde, finalmente, se va."

Comentá la nota