Salta entró en emergencia sanitaria por gripe A con un muerto sospechoso

Por 90 días la Provincia habilitó mecanismos extraordinarios para controlar la expansión de la enfermedad.Piden evitar los lugares concurridos. Los inmunodeprimidos y las embarazadas tienen una licencia por 30 días.
El Gobierno provincial decretó anoche la emergencia sanitaria en Salta a raíz de la propagación de la gripe A, horas después de que se hiciera pública la muerte de un hombre de 32 años con diagnóstico de influenza aunque no se sabe aún si se trata de la gripe estacional o la nueva. Esta situación extraordinaria durará, en principio, 90 días pero podrá ser extendida si la situación epidemiológica lo exige.

La emergencia sanitaria habilita al Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Salud Pública "a realizar todas las acciones que fueran necesarias (para contrarrestar la enfermedad), como reasignar recursos humanos, económicos y tecnológicos, o reorganizar el recurso humanos reasignando funciones", explicó el titular de la cartera sanitaria provincial, Alfredo Qüerio, quien confirmó la emergencia sanitaria minutos antes de las 21.

Con una copia en la mano, Qüerio indicó que el Decreto 2792/09 "nos faculta para cualquier otra medida que tengamos que tomar según cómo evolucione la situación epidemiológica de la provincia".

El ministro de Salud Pública también informó que el Instituto Malbrán confirmó que otros 5 salteños contrajeron la gripe A, con lo cual ya suman 15 los casos detectados en la provincia. Además, fueron descartadas 17 muestras de pacientes sospechosos y siguen en estudio otras 80.

Del total de enfermos confirmados "el 60% son personas de la Capital y el resto de ciudades grandes del interior como Orán, Tartagal, Rosario de la Frontera, Metán y Güemes", dijo.

El funcionario ratificó anoche la muerte, en una clínica privada, de un paciente de 32 años, cuyo deceso se produjo por una infección respiratoria aguda. El hombre "ya tenía diagnóstico de laboratorio de influenza positivo, pero no se puede saber si es la gripe estacional o la nueva gripe, por lo que se mandó una muestra al Instituto Malbrán", remarcó.

Plan de acción

En el marco de la emergencia sanitaria provincial, Qüerio puntualizó que la primera medida adoptada es que a partir de la próxima semana se dará licencia obligatoria por 30 días a todas las empleadas embarazadas de la administración pública, así como aquellos trabajadores públicos inmunodeprimidos (pacientes oncológicos o portadores de HIV).

Para los próximos 15 días se espera el "pico" del brote epidemiológico. Para entonces podrían añadirse nuevas medidas, explicó, como la suspensión de las cirugías en hospitales públicos para disponer de más camas y recursos humanos.

Comentá la nota