"En Salta, el 80% del empleo lo genera la PyME".

Ante la expectativa que creó el perdón de multas a infractores de la ley del empleo en blanco, la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Salta.
¿No cree usted que esta medida de la Nación es una ventaja para los infractores?

A esta medida se la puede analizar desde un doble puntos de vista: primero, es un beneficio para que el que no cumplió en su momento; segundo, se elimina la competencia desleal al registrarse el trabajo en negro y a nosotros nos interesa ampliar el universo de la actividad formal de las PyME.

¿Ya tienen información sobre cómo será el trámite?

Hemos tenido la experiencia negativa que para una ventaja fiscal o empresaria se requiere una serie de papelería inútil y que no conduce a nada, por lo tanto el empresario pequeño no la puede aprovechar. Esperemos que esta vez no se haga engorrosa y no lo será en tanto esté bien instrumentada. De todos modos, hay algo que reconoce este perdón: que el costo laboral empresario -como lo dijimos tanta veces-es alto y es por eso que se justifica ahora la posibilidad de rebajarlo con respaldo del Estado.

¿Sigue la reinvindicación para que los aportes patronales sean diferenciales?

Esa es una bandera para que el costo laboral empresario realmente baje. Aclaremos muy esto: no queremos que, según la región del país, el sueldo pueda ser inferior porque estaríamos deprimiendo el mercado; lo que buscamos es que los aportes patronales sean diferenciales de acuerdo a la distancia geográfica en produce cada PyME.

Usted visitó China y ¿qué costos laborales existen allí?

Son costos regionales, porque hay zonas como Pekín, Cantón y Shangai, por ejemplo, que tienen características productivas distintas. Entonces, el costo es diferencial e, inclusive, los empresarios reciben incentivo por ser exportadores. Todo este tipo de fomento apunta a que en China el empleo esté considerado prioritario.

¿Qué papel cumple la pequeña empresa en la creación de puestos genuinos de trabajo?

Esta medida de condonación la compartimos, porque cualquier estímulo destinado al sector privado para crear trabajo genuino es bienvenido. El 80% del empleo en Salta está dado por PyME.

Comentá la nota