Salta: Diputados laburaban de niños más que ahora

Increíble "disquisición filosófica" en materia laboral le puso glamour legislativo a los representantes del pueblo del Salta luego de la agotadora refriega electoral del pasado domingo 27 de septiembre. La Cámara de Diputados presidida por el cuasi vitalicio legislador Manuel Santiago Godoy se hizo eco en carne propia y en plenitud de debate sobre las profundas apreciaciones del eterno Intendente de la Merced Juan Ángel Pérez en relación a su progresista pensamiento sobre el trabajo y la explotación infantil
La sacrificada niñez de los fabricantes de leyes los acercó a la conclusión que habían trabajado más cuando eran niños que ahora que son funcionarios. (Imagen: Niño trabajando)

La sociedad salteña terminaba de elegir o reelegir a sus honorables representantes. A pocas horas de conocer los resultados del escrutinio, los Diputados presurosos de seguir trabajando por la gente, abrieron la sesión post electoral para tratar el tema que como canto rodado llegó al recinto para ser debatido: El trabajo infantil, tema que ya había "sometido al más riguroso análisis" el Lord Mayor Planta Permanente de la Tabacalera Ciudad de La Merced, Juan Ángel Pérez.

La línea psicopedagógica del "Piaget Sui Géneris", el Intendente Mercedino, se había transformado en una miscelanea de recuerdos que justificarían la profundidad del debate de aquellos sacrificados niños, hoy diputados, que trabajaron durante toda su niñez y que ni siquiera se les había cruzado la idea de jugar a "el hijo de la pila yuta", "el mantanteru lirulá" y mucho menos al ludo o el ajedrez por cuanto había que trabajar, ir a la escuela y hacer las tareas escolares y domésticas.

¿Yo Dije éso?

Realmente produjeron repugnancia por la desfachatez y el bajísimo nivel del tratamiento para una delicada cuestión social que afecta a la comunidad organizada. La carencia yoica de los representantes del pueblo, el desconocimiento del submundo institucional de los niños, los desconcertantes y falaces argumentos de los fabricantes de leyes nos dan algunas de las razones que justifican la abstención del 44% de los electores y pone al descubierto que el conjunto de los ciudadanos no toleran a la mediocridad institucional que tanto se pregona.

"Si tenés un Querubín Sosa, para qué querés un Ángel Pérez

El Diputado Carlos Querubín Sosa justificó al Intendente de La Merced al pretender delimitar las etapas entre niñez y adolescencia con el simplismo permisivo de asegurar que el niño que trabaja estaría alejado de las drogas y otros riesgos sociales. Sosa parecía que de Querubín a Serafín serían etapas celestiales superadas, toda vez que como "Ángel de la Guarda Pérez" todo habría sido promisorio si se impusiera la explotación desde el pre jardín para que los infantes entiendan que para no drogarse ni fumar paco a futuro se debe trabajar.

"Gracias a los Diputados tengo trabajo"

Los sacrificados niños-diputados del Valle de Lerma habían trabajado, al parecer, desde la temprana infancia que de haber hecho los aportes, tal vez, no los tendríamos de legisladores y ya se habrían jubilado. Este criterio involucionista y degradante para la niñez lleva al legislador a mostrar el espíritu de la ley que puede elaborar o fabricar. Esta hibridación cultural-legislativa, venida del campo, parece justificar la explotación de los productores-explotadores de la niñez.

"Este cajón de lustrar me lo regaló Romero para que no me drogue"

La inconsistencia intelectual y ética del político que reparte vino, coca y bica a los niños y adolescentes para que toquen el bombo, pinten paredes y organicen la batucada, todos, sin excepción, no deberían ni siquiera atinar a abrir la boca en este tipo de debate. Estos son los mismos legisladores que no están de acuerdo con las retenciones y que recibirán en su seno como Diputada a partir de diciembre a Milagros Patrón Costas, Presidenta de la Sociedad Rural de Salta, para "defender" a la niñez abandonada y explotada en los surcos del tabaco y la soja.

"No permitiré que se exploten a niños en la ciudad, solo en el campo"

La profundidad del análisis es antropológica y sociológica. Por eso, esta sociedad pauperizada de niños explotados, desnutridos y representados por legisladores como Soches, Sosa, Mazzone o Patrón Costas, no importa clase, rango, nivel intelectual o procedencia pues saben que la crisis del campo es un invento, la Resolución 125 sería perjudicial y la Ley de Medios Audiovisuales no es necesaria porque precisamente los niños deben seguir trabajando en las fincas, escuchar l

Comentá la nota