Salonia disertó sobre alcoholismo

El doctor Franco Salonia disertó el lunes por la tarde en el Cervantes, sobre alcoholismo: causas, prevención y tratamientos, en una propuesta organizada por Séminis (asociación civil encabezada por Marcos Pisano y Marcos Ruiz) y las autoridades de la escuela.
Reconocimiento para el cimiento, tal la denominación de la conferencia, fue una propuesta abierta al público. Asistieron padres de adolescentes y adolescentes, en su mayoría estudiantes del Colegio Cervantes. La disertación de Salonia, hijo de Carmelo Salonia y actualmente radicado en España, tuvo espacio en la recientemente inaugurada sala de Multimedia de la institución educativa, ubicada en la planta alta, en adyacencias al jardín. Salonia es médico psiquiatra, y actualmente desarrolla su labor en el Servicio Murciano de Salud, en Murcia, España. Durante sus años en la Argentina, fue médico residente en hospitales de Lanús, Temperley y en la Comunidad Terapéutica para Adictos Pueblo de la Paz, provincia de Buenos Aires. También es ex rotante del Centro de Salud mental La Maddalena, de Trieste, Italia.

El médico explicó a este diario antes de su conferencia, que eligió hablar de alcoholismo dado que "es de las adicciones, la más frecuente. Posiblemente otro tema que también tiene una altísima incidencia y tampoco se lo considera demasiado, es la adicción a los me-dicamentos tranquilizantes. El alcohol es una droga lícita, pero los tranquilizantes son una droga recetada", puntualizó Salonia.

El especialista se basó en transparencias para desarrollar su ponencia, y en una serie de ejes temáticos alrededor de los cuales articuló sus conceptos. "Uno de los ejes es que este tipo de enfermedades tiene múltiples potenciales factores causales: problemas psicológicos, problemas físicos, problemas sociales. Hay datos que podrían considerarse de una importancia significativa para el desarrollo de una enfermedad así, como puede ser el fallecimiento de un ser querido. En el caso de una persona vulnerable, podría obrar como desencadenante", explicó el médico, al tiempo que agregó que para que alguien desarrolle un trastorno de este tipo, "tienen que confluir muchas cosas".

Por otra parte, otra cuestión de interés es que para que el tratamiento sea efectivo una vez que la enfermedad está declarada y asumida por el paciente, debe ser de tipo multifactorial y no multi-lateral. "Intervienen muchos actores, y es importante que estén presentes porque si no, el tratamiento no tiene posibilidades de prosperar hacia una recuperación total del enfermo. Al hablar de multifactorial hablo de tratamiento médico, que puede tener que ver con el psiquiatra, con el clínico, con el nutricionista; tratamiento psicológico; de servicio sociales, como educación; el abordaje de la familia, los amigos, la escuela, los compañeros de trabajo; hay muchos factores", enumeró el facultativo.

Si bien Salonia no conoce las estadísticas de hoy de la Argentina (vive en España hace algunos años, y trabaja allí), si sabe como médico psiquiatra que "la posibilidad de recuperación es muy alta, siempre que el paciente tenga una contención familiar. Cuando el paciente está solo, es bastante poco probable la recuperación".

Reconocimiento para el cimiento, tal la denominación de la conferencia, tiene que ver con que reconocer la enfermedad por parte del alcohólico, es el punto indispensable para iniciar el tratamiento. Y se sabe que los alcohólicos son renuen-tes a reconocerse como enfermos, mucho más renuentes que un adicto al cigarrillo y a veces que un adicto a drogas como marihuana, cocaína, crack o hachís. "Hay que romper con ese mecanismo defensivo de la negación, que es un obstáculo enorme para los tratamientos. Justamente la charla se centra en el reconocimiento de la enfermedad, que es básicamente la bandera en contra de la negación y representa el cincuenta por ciento de la chance de recuperarse", aseguró por último.

Comentá la nota