"Con tal de salir campeón del mundo soy capaz de no tocar la Copa"

Javier Mascherano sueña con el Mundial, pero piensa primero en la clasificación a Sudáfrica. Ya siente el clásico con Brasil y dice que no tiene temor: "Al contrario, es un partido motivante". Y habla de la salida de Román y la renuncia de Basile.
Siempre vale tomarse un tiempo para escuchar al capitán. El momento de la Selección, además, invita. En un tiempo en el que el mañana se alumbra y se ensombrece de a ratos, en el que el triunfo, prometedor, frente a Rusia contrasta con una Eliminatoria fangosa, complicada, con los puntos justos para ir a Sudáfrica. Y un calendario inmediato que ofrece el clásico contra Brasil a la vuelta de la esquina y otros partidos igualmente complicados. Por eso, la palabra de Javier Mascherano suena hasta necesaria.

-Diego dijo que cuando ganó la Copa del Mundo en el 86, no la quería soltar y anticipó que a vos te va a pasar lo mismo.

-Con tal de salir campeón del mundo, soy capaz de ni tocarla: que la toquen los demás, no me importa. Diego sabe que ése es un momento único, para recordar toda la vida. Ojalá que Argentina pueda estar en el Mundial y se pueda quedar con la Copa. Después, quién la levante es relativo, lo importante es que todos queremos lo mismo.

-Decís que "ojalá Argentina pueda estar" y es curioso, porque la clasificación es algo que nunca está en duda y ahora pareciera que sí...

-Quizá porque en las otras Eliminatorias se llegó un poco más holgado de puntos. Pero me acuerdo que en el 2005 teníamos un par de puntos más y recién en ese partido con Brasil nos clasificamos. La realidad es que no estamos con la misma diferencia que otras veces, pero la presión sigue siendo la misma. Tenemos que jugar los cuatro partidos que nos quedan, está en nuestras manos.

-Igual, hacía rato que no se hablaba tanto de la clasificación.

-Nos quedan 12 puntos y depende de nosotros, eso nos tranquiliza. Brasil es hoy el más importante rival porque es el primero que tenemos. Ojalá que cuando tengamos que jugar contra Perú o Uruguay, ya estemos adentro.

-Se habla mucho de Brasil y su trascendencia. ¿Hay cierto temor de que justo sea contra ellos un partido en el que los tres puntos son decisivos?

-Yo creo que es al revés, y no es temor: éstos son los encuentros que más le gustan a un jugador. Nada más lindo que un partido importante. Y el hecho de que podamos jugar contra Brasil de local es lo más lindo que nos puede pasar. Quizás es difícil de explicar y alguno puede pensar que es temor, pero todo lo contrario: es muy motivante. Y tenemos que estar tranquilos.

-Van a ser locales donde querían, ¿es un triunfo del equipo?

-No. Entre todos decidimos lo que creíamos mejor para este partido. Además, Argentina es todo el país, no sólo Buenos Aires o la cancha de River. Yo soy del Interior (NdeR: de San Lorenzo, Santa Fe) y cuando era chico tenia que ir hasta Buenos Aires si quería ver al seleccionado.

-Diego dice que el equipo debe dar más. ¿Vos tenés la misma impresión, creés que hasta ahora ustedes dieron menos de lo que pueden dar?

-Por la clase de jugadores que tiene la Selección, seguro que puede dar mucho más. Dimos lo que teníamos para dar. ¿Podemos rendir mas? Sí. ¿Jugar mejor? También. Pero eso no significa que hayamos dado menos. Se podrán hacer mejor las cosas cuando el equipo esté más trabajado, con los conceptos del técnico más asimilados. Cómo quiere que el equipo ataque, cómo quiere que defienda. Pero es difícil. Al amistoso con Rusia habíamos llegado dos días antes, con un jugador que vino de Estados Unidos, otro de Tailandia, otro de Grecia, otro de China, yo estaba en Singapur... Hicimos un par de entrenamientos y jugamos. Y tratando de hacer todo lo mejor posible. Hay que entender un poco las cosas desde ese lado. Es el mundo en el que vivimos, así está el fútbol y tenemos que acostumbrarnos a esto.

-¿Si Riquelme volviera a la Selección, tendría que darle una explicación al grupo como dijo Maradona?

-No sé qué paso pero fueron temas personales, según dijo Román. Yo soy el capitán pero la cabeza del grupo es Diego, y él decide.

-El ya dijo que Riquelme, antes, debería hablar con el grupo. ¿A vos te gustaría escuchar una explicación de su parte?

-Si Maradona cree que hace falta que Román diga algo, fenómeno. El manda.

-¿Es un mito o una realidad la injerencia que vos y algunos referentes tienen sobre Diego?

-La mayoría de los técnicos que tuve siempre les preguntan cosas a dos o tres jugadores. Yo tuve diálogos desde siempre con todos y tuve muchos técnicos que me consultaron mucho y les di mi opinión, nada más. Yo tuve diálogos desde siempre con todos y tuve muchos técnicos que me consultaron mucho y les di mi opinión, nada más. Y en la Selección igual, pero no sólo ahora sino también cuando tenia 22 años. Es normal que consulte, en especial en temas específicos, por ejemplo cómo veo al equipo.

-¿Te sentís observado por la renuncia de Basile? ¿Te hubiera gustado escuchar el porqué de su renuncia y no que se genere una suspicacia sobre la relación de ustedes con él?

-Pienso que Basile no tiene la necesidad de decirlo... Tal vez en su momento lo decidió así, por motivos que él pensaba y dio un paso al costado. Tampoco tiene que dar explicaciones de lo que él siente.

-¿Pero no creés que se generaron suspicacias sobre el papel que cumplieron los jugadores?

-Yo estuve en todo el ciclo Basile y sé que no hubo nada de eso. El tendrá sus razones de por qué renunció pero yo no veo nada malo en no dar explicaciones: fue su decisión y no me siento observado por eso.

Comentá la nota