Salió a responder a los concejales del oficialismo Kadlec en firme oposición al proyecto de urbanización por violarse la Carta Orgánica Municipal

En un documento puntual y técnico, el concejal del ARI Rafael Kadlec presenta los fundamentos que avalan su oposición al trámite de aprobación de proyecto de urbanización de la parcela 16, Chacra Nº 103, a cargo de la empresa Novelli Sacifica. Según indicó, el Código de Planeamiento Urbano vigente establece como zona de reserva urbana y por ende, no liberada a la urbanización. Además, precisó que los planos de dicho proyecto no fueron aprobados, y aún así la obra está en proceso de ejecución.
Ante las manifestaciones vertidas públicamente por los concejales del oficialismo municipal, el bloque legislativo del Partido ARI considera necesario informar a la ciudadanía los fundamentos técnico-jurídicos que avalan la oposición del concejal Kadlec, al trámite de aprobación de proyecto de urbanización de la parcela 16, Chacra Nº 103, a cargo de la empresa Novelli Sacifica.

En el caso se deben aplicar los artículos 119, 122, 137 y 152 de la Carta Orgánica Municipal, que en su juego armónico determina que toda modificación al Código de Planeamiento Urbano de Resistencia debe ser aprobado necesariamente por el Concejo Municipal y por el sistema de doble lectura. Mientras esto no suceda, no se pueden aprobar excepciones, sin previa autorización del cuerpo legislativo; única autoridad competente para su habilitación.

El Código de Planeamiento Urbano vigente establece como zona de reserva urbana, la parcela 16 de la Chacra 103 y por ende, no liberada a la urbanización.

Que no obstante la claridad de las normas en cuestión, ante una presentación de la empresa Novelli en el año 2006, comienzan las sistemáticas violaciones a la Carta Orgánica, haciendo caso omiso incluso a los informes de las áreas técnicas, que cuestionaban distintos aspectos de la urbanización como dimensión de los lotes y carencia de infraestructura (agua, luz, cloacas, etc.) otorgándose en agosto del 2008 un “permiso provisorio de obra”, a pesar de no estar aprobado el proyecto definitivo.

Para el caso particular de la construcción de Chacra 103, el Planeamiento Urbano ubica esta zona como Zona de Reserva Urbana, es decir que los terrenos no deben ser inferiores a los 1000 metros cuadrados; por lo que, previo a su construcción, las áreas técnicas consideraron que estos terrenos se definan conferirle a la zona el carácter de zona residencial R4 de baja densidad. Sobre esto se adoptó como parcelamiento admisible el de 250 metros cuadrados mínimos de superficie y 10 metros de frente.

Actualmente, estos terrenos no respetan las superficies mínimas. De las 136 parcelas totales, 104 no respetan la superficie mínima, con lo cual el 69% de la obra está en parámetro menor; lo que indica que de frente las viviendas tienen 8,2 metros y no 10, como debiera. Además, los planos de dicho proyecto no fueron aprobados, y aún así la obra está en proceso de ejecución; lo que fundamenta aún más la desaprobación por parte de este concejal.

En efecto, se requiere la intervención del Concejo Municipal recién a fines del mes de noviembre del 2008, o sea en forma totalmente extemporánea e irregular, pretendiéndose por esta vía convalidar todas y cada una de las anormalidades administrativas cometidas por el Ejecutivo Municipal en las actuaciones.

Concluyendo, si la zona no fue habilitada para el uso urbano por la autoridad competente (que es el Concejo Municipal), antes de autorizarse el inicio de obra, y si además no se respetó lo establecido respecto de dimensiones de las parcelas, obras de infraestructura y demás requerimientos, el procedimiento es nulo y no puede convalidarse como “un hecho consumado”; lo que se realizó de forma irregular.

Por todo lo expuesto, en representación del bloque Ari, el concejal Rafael Kadlec ha votado en forma negativa, el proyecto de urbanización y solicitado la intervención del Tribunal de Cuentas y de la Fiscalía de Investigación Administrativa para que, dentro de sus respetivas facultades procedan a investigar, determinar los hechos y de ser pertinente aplicar las sanciones que correspondan.

Comentá la nota