Salió en libertad Diego Mosquera

El ex secretario privado de Arturo Colombi estaba detenido desde fines de agosto (antes de la primera vuelta electoral) por causas sobre presuntos delitos en ejercicio de la función pública. Los fiscales se opusieron a la excarcelación. ¿Qué cambio?
El primer día hábil de cada mes Diego Mosquera deberá presentarse ante la jueza y en caso de no hacerlo, podría perder nuevamente la libertad.

Después de pasar 3 meses y medio en una dependencia policial, el ex secretario privado del ex gobernador Arturo Colombi, Diego Mosquera, salió ayer en libertad tras acreditar la propiedad de un bien valuado en 350 mil pesos y aceptar tres pautas mínimas de conducta. Investigado por causas vinculadas al uso de bienes públicos, el otrora funcionario deberá radicar su domicilio en Corrientes, presentarse a la Justicia una vez al mes y no salir del país; "su actitud cambió, se muestra más colaborador", lo describió el fiscal del caso, Buenaventura Duarte.

El jueves por la noche llegó al despacho del fiscal de Instrucción 1 de esta capital, Buenaventura Duarte, la Resolución1731 firmada por la jueza penal Norma Beatriz Agrasso de Caballero, en la que concede la excarcelación a Mosquera, detenido la noche el martes 25 de agosto. Su detención fue centro de las miradas del país, en tiempos en los que Corrientes se sumergía en una campaña electoral cada vez más profusa en ataques compartidos entre los primos Ricardo y Arturo Colombi, jefe de quien ayer recuperara la libertad.

Diego Mosquera, para salir de la dependencia de los Bomberos de la Policía en la que pasó 3 meses y medio, debió acreditar una caución real de 350 mil pesos, que cumplió con una propiedad ubicada en Goya. Sus padres firmaron ayer la acreditación del inmueble.

Pero además, la jueza Agrasso de Caballero, exigió al ex funcionario que cumpla con tres pautas de conducta: no salir del país, fijar domicilio en Corrientes y concurrir una vez al mes a las citaciones de la Justicia. Duarte, que ayer por la mañana ofreció el anuncio de la libertad a diferentes medios radiales, aseguró que Mosquera "cambió".

"Tiene una actitud absolutamente cambiada. Ya no es el mismo de tiempo atrás, y eso es importante. Ya no hay el trato poco cordial que tenía", indicó el representante del Ministerio Público. El paso de Mosquera por los tribunales fue retratado incluso por los diarios metropolitanos, como una caricatura surrealista: siempre vestido de traje, engominado y en una oportunidad, con un bolso con palos de golf que -juró- fueron un regalo.

Aunque recuperó la libertad, Diego Mosquera seguirá siendo investigado por hallarse involucrado a cuatro expedientes judiciales. Se trata de presuntos delitos en el ejercicio de la función pública, por peculado de servicios (a raíz del uso personal de un avión de la Provincia), fraude a la administración pública, enriquecimiento ilícito con omisión maliciosa de presentación de declaración jurada dos veces reiterada.

El pedido de excarcelación para Mosquera fue logrado luego de que lo solicitara su nuevo defensor, Javier Mosquera, su hermano. Aunque la jueza lo concedió, el trámite fue rechazado por los fiscales que estudian los casos, Duarte y Diego Núñez Huell.

Aseguraban que existía riesgo procesal por peligro de fuga, aunque la magistrada lo desestimó, teniendo en cuenta esencialmente, que las causas que se le imputan al ex secretario de Arturo Colombi, "conllevan en abstracto penas mínimas que no superan los 3 años de prisión".

Entretanto, Mosquera también estaba involucrado con un supuesto crecimiento de su patrimonio a partir de la aparición de cifras varias veces millonarias en su cuenta bancaria, una situación que habría sido desestimada a partir de nuevas pruebas incorporadas al expediente, pero que sin embargo, fue eje de una fuerte embestida política contra el Frente de Todos.

Comentá la nota