Salida por San Lorenzo para cocheras del ente de contralor

Alperovich promulgó la ley que expropia una casa para habilitar un ingreso para autos. "Estamos decepcionados", manifestó Francisco Manganelli, padre de las propietarias del inmueble. Acudirán a la Justicia.
"Ya está promulgada". Secamente, el gobernador, José Alperovich, anunció ayer a la prensa, con estas tres palabras, que había convertido en ley el proyecto por el cual se expropiará la casona de San Lorenzo 355, lindera con los fondos del edificio del Tribunal de Cuentas, con la finalidad de habilitar una nueva salida para las cocheras de esa entidad, cuya entrada se encuentra sobre Congreso al 100, convertida en calle peatonal desde 2008.

La noticia provocó una profunda desazón en la familia Manganelli, propietaria del inmueble que el oficialismo legislativo declaro de interés público.

"Nos sorprende la velocidad y el apuro del gobernador para promulgar esta ley: se ve que esto ya estaba acordado con él. Estamos decepcionados de que Alperovich no tenga la sensibilidad humana para, simplemente, escuchar a las partes antes de la promulgación de esta ley. El tiene familia: creíamos que iba a comprendernos", se lamentó el ingeniero Francisco Manganelli, padre de Silvina Edith, de Claudia Cecilia y de Lilian Beatriz Manganelli, de quienes la casa es propiedad en condominio.

"Es una vejación"

"También estamos decepcionados porque vemos que en Tucumán, en lugar de regir el Estado de Derecho, sólo impera el derecho de los que están en el Estado a hacer lo que les plazca", manifestó el secretario administrativo de Facultad Regional Tucumán de la Universidad Tecnológica Nacional.

En diálogo con LA GACETA, el profesional renegó de que en Tucumán no haya seguridad jurídica ni justicia social. "Todas estas son las sensaciones que nos atraviesan a mí y a mi familia. Nos sentimos avasallados. Esta es una verdadera vejación en contra nuestra: nos sentimos violados, violentados", confesó.

Manganelli advierte que accionará judicialmente en contra del Estado y llevará su demanda hasta las últimas instancias jurídicas. "Si hay que llegar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo haremos. Pondremos lo poco que tenemos para defender lo nuestro. No puede ser que, por el deseo de algún trasnochado, decidan entregar un bien privado", repudió.

"Estos atropellos nos hacen recordar a los tiempos del circo romano, donde el César levantaba o bajaba el pulgar y decidía sobre la suerte de las personas. Lo que pasa en Tucumán y lo que les pasa a los tucumanos es increíble", condenó.

Comentá la nota