Salgado duda y auditará la gestión de López

El intendente ordenará hacer un control de las cuentas del municipio. Descreen de su voluntad de diálogo.
La primera medida que tomará el justicialista Sergio Salgado apenas retome el control de la Municipalidad de Santa Rosa será una auditoría interna para conocer en qué condiciones deja las finanzas José López, el concejal que se desempeñó como intendente durante los 112 días que duró el destierro del ahora restituido jefe comunal.

"Vamos a ver con qué nos encontramos. Mientras Salgado no estuvo se hablaron muchas mentiras. Entre ellas dijeron que habían heredado un rojo de 5 millones de pesos. Vamos a controlar cada área para saber qué se hizo, porque hubo muchas quejas de los vecinos por la mala prestación de los servicios públicos", comentó un ex funcionario de Salgado.

Ayer por la mañana, José López se reunió en su despacho con Omar Zambudio, abogado de Salgado, para delinear cómo será la transición y el cambio de mando, que se producirá no más allá del miércoles.

"Con el fallo de la Corte ya está todo dicho en lo referente al tema legal. Sólo queda que López arregle algunas cuestiones administrativas para que el intendente vuelva", explicó Zambudio y subrayó: "La idea es que se haga lo antes posible y en tranquilidad".

Mientras tanto, algunos de los funcionarios que acompañaron a López,en su corta gestión de cuatro meses, comenzaron a presentar su renuncia y se espera que el lunes se completen las dimisiones dentro del Ejecutivo. "Me voy satisfecho: encontré una comuna desordenada y en poco tiempo y sin plata logramos mucho. Vamos a dejar a Salgado un informe de lo que se hizo y lo que quedó a medias", se defendió López.

Salgado reiteró ayer que está dispuesto al diálogo con la oposición y "a sumar gente al gabinete que tenga buena relación con el Concejo". Cabe recordar que uno de los primeros cortocircuitos que tuvo el intendente, ni bien asumió a fines de 2007 fue, precisamente, la falta de diálogo denunciada por los concejales, especialmente por los tres justicialistas.

De todos modos, y aunque Salgado insiste en mostrarse abierto al diálogo, desde el Concejo han tomado sus declaraciones con reserva. Así, los opositores vaticinan que su participación en la gestión "será nula" y los oficialistas no son mucho más optimistas. "Salgado nunca nos tuvo en cuenta y gobernó sin consultarnos nada. Ahora dice que va a cambiar pero eso parece muy difícil", aseguró Ricardo Cobo (PJ).

Walter Fredes, el radical vicepresidente del Concejo, sostiene que hay "mucho por modificar si de verdad se quiere gobernar para los santarrosinos. Acá llevamos 15 meses de la gestión Jaque-Salgado-López y todavía no se ha hecho en Santa Rosa ni una sola obra que el pueblo necesite".

Finalmente, entre los concejales sobrevuela una sensación rara y algunos creen que se les escapó la tortuga.

"El fallo de la Corte no defiende la gestión de Salgado ni dice que ha sido un buen intendente; los jueces declararon nula la resolución de la destitución porque administrativamente estuvo mal hecha. Nosotros no somos abogados, pero evidentemente el asesoramiento que tuvimos para llevar adelante el proceso fue pésimo", dijo uno de los ediles y agregó: "De todos modos, todavía quedan por investigar algunas irregularidades que ya elevamos al Segundo Juzgado de Instrucción y tal vez de allí surjan las pruebas que, por fin, demuestren que se hizo una mala administración".

Al respecto, de los cinco temas con que se sigue cuestionando a Salgado, dos parecen ser los más importantes: por un lado, los concejales aseguran que hubo un manejo irregular del combustible.

"Algo así como una caja chica para usar en otras cosas", dicen; además, los ediles entienden que al comienzo de su gobierno, Salgado recibió 500.000 pesos para pagar una obra de asfalto a la constructora San José SRL, "pero el dinero desapareció y nunca supimos en qué se usó", aseguraron.

Comentá la nota