Salen por los barrios a enseñar los derechos del consumidor

El ciclo está a cargo de especialistas de la Dirección de Comercio Interior del gobierno y comenzó por el barrio María Augusta. Apuntan a que los centros vecinales, la iglesia y hasta los sindicatos funcionen como intermediarios y formen una red de control del consumo.

La Dirección General de Comercio Interior brindó a los vecinos del barrio María Augusta una jornada taller del Programa Valor.ar para brindarles información acerca de sus derechos y que puedan ejercerlos.

El taller se desarrolló en el salón del Centro Vecinal, y estuvo a cargo de personal capacitado de la Dirección de Comercio Interior.

El director, Mario Stanojevick, señaló que "el 27 de mayo nosotros tuvimos la concurrencia de la gente de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor de la Nación, hicimos una reunión con 240 entidades intermedias en el salón de Desarrollo Social donde lanzamos este programa Valor.ar que significa bajar a la comunidad la ley de Defensa al Consumidor".

Asimismo, agregó que el objetivo "es que cada habitante de la comunidad conozca los derechos que tiene como consumidor y se organice para defenderse de los abusos de una relación de consumo donde se sienta perjudicado o crea estar perjudicado".

El funcionario manifestó también que "nuestra Dirección tiene un pilar fundamental en la Defensa al Consumidor, somos los receptores de denuncias de cualquier tipo de relación de consumo mal hecha o mal habida".

Stanojevick recordó que "nos prometimos comenzar a salir barrio por barrio y pueblo por pueblo de la provincia, informando a la gente, organizándolos para que sepan ejercer la defensa de sus propios derechos".

"Hoy, dos meses después por el tema de la gripe A y por las elecciones, estuvimos demorados, comenzamos una tarea que esperamos no pare y comienza en el barrio María Augusta con la comunidad del barrio".

El titular de Comercio Interior explicó que "a los vecinos se les transmite que tienen derechos, como primera medida que los conozcan, les brindamos una explicación de una relación de consumo y porqué tienen derechos en esa relación de consumo, que la relación de consumo comienza cuando reciben un volante en la calle donde lo invitan a comprar algo, la misma percepción de la vidriera es una relación de consumo, les enseñamos sus propios derechos y lo que queremos hacer es que se empiecen a organizar comunitariamente para defenderse".

"La idea es terminar posibilitando de que la misma gente del barrio pueda hacer su propia denuncia en el barrio, que no tenga que acercarse hasta la Dirección, sino que donde haya un problema en relación de consumo pueden acudir a alguien del barrio, en este caso a un centro vecinal, a una capilla, a un partido político, un sindicato, un gremio, y allí puedan conseguir el acta de denuncia, puedan acompañar todas la pruebas que tengan y que a través de esa intermediación, la Dirección de Comercio comience una tarea de investigación y de conciliación con el denunciado", indicó.

Dijo que "hoy por hoy si la gente tiene algún tipo de problema tiene que ir por la Dirección que está en el centro de la ciudad y lo puede hacer también en algunas de las delegaciones del interior que tenemos en la mayoría de las cabeceras departamentales".

Por su parte, la presidente del Centro Vecinal del barrio María Augusta, Andrea Cruz, consideró importante que las organizaciones intermedias se organicen, "que empecemos a preocuparnos por las necesidades y los derechos de los vecinos".

"Esta Dirección ayuda a que los vecinos aprendamos a saber cuáles son nuestros derechos y nuestras obligaciones para poder reclamar", destacó.

Comentá la nota