Salen los aviones argentinos para rescatar a los turistas en Machu Picchu

Una de las naves partió hacia Lima y la otra se encuentra lista para despegar; tienen capacidad para poco más de 140 personas; hay más de 500 argentinos varados
Tras la evacuación realizada de 120 turistas argentinos de Aguas Calientes, ciudad vecina a Machu Picchu, dos aviones oficiales partieron hacia Perú para trasladar a los cientos de varados que aún permanecen en la zona.

Un avión Foker, con capacidad para 64 personas, partió hacia Lima, y en minutos partirá un Hércules, con capacidad para 80 personas. Desde allí, las naves viajarán hasta Cuzco.

Así lo indicó el vocero de prensa de las Fuerzas Armadas, teniente Jose María Damsky.

El canciller en Perú, José García Belaunde, admitió que "lo único que complica las tareas de evacuación es el tiempo", mientras negó que exista una preferencia por los extranjeros sobre los argentinos a la hora de hacer efectivo el rescate de los miles de turistas que permanecen varados desde en Machu Picchu, entre los que aún hay 500 compatriotas.

"Tengo que decir que eso no es así. La preferencia está determinada por los niños, las mujeres, las personas mayores y los enfermos", afirmó en diálogo con el canal de noticias TN.

Las condiciones meteorológicas inestables entorpecen el operativo de rescate y miles de turistas varados aguardan regresar a sus países de origen pronto. La única opción disponible para llegar a Aguas Calientes, la zona donde se registró el alud, es vía helicóptero.

En un intento por llevar tranquilidad a las familias de los afectados, el canciller subrayó que "no corren ningún peligro", más allá de las incomodidades que están atravesando.

Al ser consultado sobre el traslado de los restos de Lucía Ramallo Sarlo, la argentina que murió

En un paraje a dos horas de la Ciudadela de Machu Picchu cuando un alud de barro sepultó la carpa donde se encontraba la joven, reconoció no tener todavía información proveniente de Cusco. "No me han dicho dónde está el cadáver", afirmó.

Ayer, 120 argentinos fueron rescatados por helicópteros de las brigadas militares peruanas y trasladados a Ollantaytambo, una localidad situada 1200 kilómetros al sudeste de Lima. Sin embargo, esta mañana, las tareas se retrasaban a causa de las fuertes lluvias.

Darío Alessandro, embajador en Perú, dijo que los argentinos que siguen varados en Aguas Calientes están bien de salud, algunos hospedados en hoteles; otros, en la Casa de la Cultura, y otros, acampando en plazas y en la estación de trenes. El funcionario aseguró que entre 60 y 70 connacionales están alojados en un hotel de Machu Picchu, que administra un ciudadano argentino.

La empresa Claro informó que a raíz de la situación que atraviesan los afectados en Perú, el servicio no se interrumpirá por más que hayan superado el exceso de límite de crédito de su facturación. La idea es que los los turistas damnificados puedan comunicarse con sus familiares sin restricciones.

Comentá la nota