Sale con fritas un nuevo Bingo por excepción

La Comisión de Obras, Seguridad y Planeamiento del Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon tratará este martes a las 11 horas el expediente por el cual se le da vía libre por "excepción" a la polémica empresa Codere y sus socios locales para dar el primer paso para la apertura de otra sala de bingo en Mar del Plata.
QUIEN ES CODERE?

Codere fue una de las empresas más favorecidas por el duhaldismo y el menemismo, al punto que en la década pasada se le abrieron todas las puertas para ingresar a la Provincia y controlar un negocio varias veces millonario.

A fines del año pasado, cuando la Iglesia y distintos sectores sociales alertaron por el impacto que estaba teniendo el flagelo del juego (especialmente de las tragamonedas) en la Provincia, se abrió un profundo debate que luego derivó en la decisión del gobierno bonaerense de no renovarle la licencia a la empresa Codere en varias salas de bingo.

La movida fue acompañada por la presentación de una denuncia contra Codere, por parte del Instituto de Loterías y Casinos bonaerense, en la que se plantean graves acusaciones por presunto lavado de dinero, defraudación al Estado, negocios inmobiliarios espurios, etc.

Según se refleja en el expediente que tratará este martes la Comisión de Obras del HCD, el CEO de Codere, Alberto González del Solar, adquirió en 1.300.000 dólares el predio ubicado en la calle Bolivar N° 2241, esquina Entre Rios.

González del Solar actuó en nombre y representación de Intermar Bingos SA, firma que también explota otros negocios de idénticas características en la ciudad.

EXCEPCIÓN

El 25 de marzo del pasado año, el arquitecto de la obra de Intermar Bingos SA, Roberto López Del Hoyo, le presentó una nota al intendente Pulti para que "se proceda a la aprobación de los planos de obra, dado que su aprobación es requisito previo la intervención de Lotería de la Provincia de Buenos Aires".

"En el momento que se presentan los planos de obra aprobados o permiso de inicio de obra ante Lotería de la Provincia de Buenos Aires, esta procede a verificar dicho plano y con el resto de la documentación se presenta ante ese organismo, que se cumplan las normativas técnicas y requisitos jurídicos que se requieren para el funcionamiento de una sala de Bingo. Una vez verificado esto, Lotería hace las observaciones que debe cumplimentar Intermar Bingos SA, para que una vez finalizada la obra, cuente con el permiso de operabilidad de la sala", indicó el arquitecto en la misiva.

De acuerdo al informe técnico/ urbanístico realizado por agentes municipales, el proyecto de Intermar Bingos SA "se ajusta al Factor de Ocupación Total y a la densidad, excede el plano limite, ocupa parcialmente el centro libre de manzana y supera el Factor de Ocupación del Suelo".

Ante esto, el 25 de septiembre de 2008, el arquitecto López Del Hoyo le presentó otra nota al Jefe Comunal explicándole que se debía encuadrar el caso en la denominada "compensación urbanística" para dar luz verde a la obra solicitada por los socios de Codere en el predio ubicado en Bolívar y Entre Rios.

Un alto funcionario municipal del área de Obras le explicó a 0223.com.ar que mediante la "compensación urbanística" se promueve la ocupación de espacio libre privado, adoptando como contraprestación la incorporación (mediante tierra) de predios aptos para ser destinados a políticas estatales de desarrollo urbano, ente las cuales se encuentra la provisión de reservar para la localización de equipamiento comunitario y de espacio verde público, como así también y en forma complementaria asignado fondos para la implementación de programas de desarrollo social.

Por su parte, el arquitecto López del Hoyo aseveró que la actividad lúdica que se pretende desarrollar en el predio de la calle Bolívar requiere "una parte del usuario el menor desplazamiento vertical posible, tanto en la actividad de máquina como en la actividad del bingo. Esto responde a que tanto los sectores de elección de máquinas en la planta baja como la lectura de pantallas indicadoras en el sector de bingo, requieren esa disposición de funcionamiento".

A su vez, agregó que "del estudio realizado con los asesores en seguridad, se convino que pese a poder desarrollar de acuerdo al Código de Ordenamiento Territorial un edificio con altura 24,60 metros, equivalente a 9 plantas, era conveniente plantear, ante una eventual evacuación del público que accede al local, una propuesta de menor altura con salidas de emergencia lo más próximas a la calle. Por ello, se ha propuesto que la actividad con acceso de público se realice en un nivel de planta baja y dos niveles de planta alta".

A reglón seguido, puntualizó que "para poder realizar la disposición de máquinas y mesas de bingo en esos tres niveles prescindiendo de mayor altura, se requiere una ocupación del suelo mayor al 60% permitido. El proyecto presentado requiere como excepción la ocupación de aproximadamente el 87% del Factor de Ocupación del Suelo, proponiendo la Compensación Urbanística como mecanismo de aprobación del mismo".

La superficie libre faltante a compensar resulta igual a 1.212,58 m2. Intermar Bingos SA propuso darle cumplimiento a la "compensación urbanística", abonando la suma total de $2.291.909 en 12 cómodas cuotas.

PULTI, YA DIO EL OK

Finalmente, el intendente Pulti consideró "factible" encuadrar el caso en el mecanismo de "compensación urbanística" y aceptar la propuesta de los socios de Codere para afectar el monto "exclusivamente" a políticas de "desarrollo urbano y social". Si bien, el Jefe Comunal no especificó a qué área social iría el dinero.

En el recinto de sesiones del HCD, aún retumban las palabras de los ediles de Acción Marplatense, que cuando ocupaban el rol de oposición, manifestaban "la excepción se ha convertido en la regla, esto es muy malo ya que genera injusticias, privilegios y además un caldo de cultivo propicio para el tráfico de influencias y acciones de corrupción".

Una vez más los poderosos intereses que se mueven alrededor del multimillonario negocio del juego vuelve a mostrar que no se quedan de brazos cruzados y no reconocen límites cuando se trata de ampliar sus privilegios.

.

Comentá la nota