Con un saldo positivo en 2008 el Municipio encara con suma cautela este año

Lo planteó el secretario de Finanzas, Paulino Rossi, quien aseguró que se lograron cumplir las metas de 2008 a pesar de la fuerte acreencia sobre fondos coparticipables. «Estamos conformes, pero preocupados y tratando de hacer inversiones sustentables en función de los ingresos», sostuvo el Contador al hacer referencia al modo en que se encara el año 2009 en el marco de crisis que amenaza con provocar una merma en los ingresos, al menos, durante el primer trimestre.
El Municipio de Río Grande, arranca el 2009 con una cautela en cuanto a sus acciones planificadas en el marco de las previsiones negativas que se espera que genere en el nivel de ingresos, al menos para el primer trimestre, la crisis internacional, aunque con el alivio de haber cumplido en 2008 las metas pautadas.

A grandes rasgos, el cálculo de recursos para este año está estimado en un total de 238.794.341,68 pesos. Sobre esto se prevé destinar en obra pública un total del 45 millones de pesos, como condimento destacado, sin embargo lo que intenta el Ejecutivo es darle sustentabilidad a las inversiones previstas para evitar caer en endeudamiento como consecuencia de una eventual caída en los ingresos.

«El Municipio de Río Grande hace años que viene trabajando muy bien en lo que respecta a planificación y con un presupuesto coherente, ordenado y que sea un plan de acción de gobierno y no sólo un requisito formal», indicó el secretario de Finanzas, Paulino Rossi.

«Cuando se tiene ordenada la planificación en el presupuesto, como consecuencia la parte financiera es sana y esto lo ha demostrado el Municipio, que, a pesar de tener mucha plata en acreencias sobre coparticipación, hemos podido tener un ambicioso plan de obra pública en marcha, con las obras pagas, casi todas concluidas, y encaramos el 2009 con todas las fuerzas con una fuerte apuesta en lo que respecta a inversión en la ciudad, además de todos los servicios que hemos incorporado y que hace algunos años eran impensado que pudiera brindar el Municipio», subrayó el funcionario.

Rossi sostuvo que «estamos conformes, pero preocupados y tratando de hacer inversiones sustentables en función de los ingresos», respecto a lo que pueda producirse en el presente ejercicio.

El Secretario aseguró, además, que en el ejercicio que finalizó se pudieron cumplir con las metas financieras dispuestas al inicio del año.

«Estábamos con mucho miedo -recordó-, porque cuando arrancamos enero estábamos muy complicados y en el transcurso de unos meses, ya para el primer semestre, estábamos equilibrados, por eso poder cerrar diciembre con la mayoría de los obligaciones pagas, a pesar que habíamos arrancado muy mal el año, y que tuvimos en diciembre el mismo problema con el atraso de envío de fondos coparticipables, es consecuencia el trabajo realizado en los últimos cuatro o cinco años lo hace que, por más que haya incertidumbre y problemas heredados, uno pueda salir adelante producto de la buena administración».

En cuanto a las obligaciones que durante el año 2008 ascendían a los 20 millones de pesos en deuda corriente con proveedores, algo que se fue regularizando con el correr del ejercicio, lo único que resta es una deuda de casi 4 millones de pesos con el IPAUSS, ya que el monto con que se abrió en 2008 pudo ser considerablemente achicado.

«El Municipio de Río Grande es sano y sin endeudamiento», enfatizó Rossi en este sentido.

SALARIOS. En cuanto a la posibilidad de comenzar a dialogar con los sindicatos para una eventual recomposición salarial, Paulino Rossi sostuvo que «nos sentaremos a charlar», aunque recordó que «no es la misma situación provincial que la de febrero del año pasado, la situación inflacionaria no es la misma, los recursos no están subiendo en la proporción que estaban subiendo antes».

Sin embargo indicó que «si hay algo en que caracterizó el Municipio es por su transparencia en cuanto a sus ingresos y gastos, por eso si tenemos claro qué marca la Carta Orgánica, en lo que respecta a la política salarial, pondremos los números de los ingresos en la mesa nos sentaremos a charlar sin ningún tipo de problema, como siempre lo hemos hecho».

Comentá la nota