Salas fue interpelado por la desaparición de una moto

El secretario de Gobierno y Acción Social, Pedro Salas, se presentó ayer espontáneamente a la sesión del Concejo Deliberante para dar explicaciones por una moto que faltó del depósito municipal luego de ser secuestrada por la Dirección de Tránsito el pasado 19 de enero.
El bloque de concejales del PJ había presentado un pedido de interpelación para la sesión del 2 de julio próximo, pero Salas se anticipó porque, dijo, "no hay nada que ocultar y no nos vamos a excusar si tenemos que dar respuesta al perjuicio que se le pudiera haber ocasionado al reclamante del motovehículo". Salas explicó detalladamente la realización de los operativos de tránsito y en particular el del día en que se retuvo la moto. Dijo que recién el 21 de abril el contraventor volvió a pagar los gastos de estadía. Constatado el faltante en el depósito, el 24 de abril el municipio radicó la denuncia en sede policial y el padre del damnificado recién presentó el reclamo el 17 de junio pasado.

"Si corresponde, nos vamos a hacer cargo. Somos custodios del vehículo y somos responsables de lo que ocurre. Si se presenta alguien acreditando su titularidad, vamos a responder, es una obligación", dijo Salas.

El secretario municipal enfatizó que "este es un mecanismo institucional, es novedoso que lo solicite el justicialismo. Es una herramienta y así como muchas veces lo hemos reclamado nosotros, me parece bien que lo hagan. Creo que lo importante de todo esto es que las herramientas en un estado de derecho existen y que debemos utilizarlas y están al alcance porque es absolutamente razonable que se quiera saber sobre la gestión municipal en distintos momentos, como así también en la gestión provincial, y por supuesto que la información se brinde", había dicho Salas.

Luego del informe, Salas se retiró de la sesión.

Comentá la nota