Los salarios suben a un ritmo que cuadruplica la inflación

El Indec informó que en octubre las remuneraciones de los trabajadores en blanco en el sector privado aumentaron 1,63 por ciento. El de los empleados en negro, 3,49 por ciento. Los del sector público no variaron
Semejantes tasas de aumento de los salarios privados superaron con creces la variación de 0,4% de los precios al consumidor que el organismo oficial de estadística estimó para ese mes.

También en el acumulado de los últimos doce meses más que duplicó la inflación de 8% que calculó el Indec, al ascender a 19,5%, a tono con la pauta de referencia que se fijó a comienzos de año cuando se abrió una nueva ronda de las discusiones en paritarias.

Una vez más, la franja de los trabajadores más favorecidos por las alzas salariales, siempre de acuerdo con los datos oficiales, fue la de los trabajadores en negro, habida cuenta que para ese caso se estimó una mejora de 3,5%, pese a que en los últimos doce meses ya habían acumulado una singular ventaja relativa.

Semejante brecha, que en el último año se amplió en casi 20 puntos porcentuales, porque para el Indec subieron 39,3%, sólo se explicaría por la dificultad que enfrentaron algunas empresas para satisfacer las búsquedas laborales en el canal formal y por tanto aceptaron pagar más en el circuito negro, habida cuenta que en valores absolutos resulta todavía muy ventajoso.

Según los datos oficiales, el Nivel General del Índice de Salarios correspondiente al último día de octubre fue de 277,96 con una variación mensual del 1,57% respecto al último día de septiembre.

Comportamiento heterogéneo

En el caso del índice del sector privado registrado fue 316,05; el del sector privado no registrado, 263,94 y el del sector público, 223,43. Esos valores representan subas 19,5%, 39,2% y 23,3 respectivamente en comparación con un año antes.

De acuerdo con esos valores, y a partir de los últimos datos del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones, como los que resultan de la Encuesta Permanente de Hogares, se estima que a fines de octubre el promedio de las remuneraciones devengadas por los privados registrados, esto es con el agregado de la parte proporcional del aguinaldo, se elevó a poco más de $3.000, en términos brutos.

Mientras que el estimado para los empleados no registrados, o en negro, fue de 760 pesos.

Si se compara con el período base octubre-diciembre de 2001, es decir desde la salida de la convertibilidad, los aumentos que detectó el Indec fueron del 177,96% en el Nivel General; en el sector privado registrado, 216,05%; en el sector privado no registrado, 163,94% y en el sector público, 123,43%. En ese período la inflación oficial fue de 122 por ciento.

"El Índice de Salarios estima la evolución de las remuneraciones pagadas en la economía, aislando al indicador de variaciones relacionadas con conceptos tales como cantidad de horas trabajadas, ausentismo, premios por productividad, y todo otro concepto asociado al desempeño o las características de individuos concretos", explica el Indec.

Comentá la nota