Salarios: a una semana de fin de mes el Gobierno no sale a asegurar nada

Los funcionarios de Economía aparecieron por última vez para dar excusas sobre las demoras en el pago de salarios. Crece la incertidumbre en los trabajadores estatales.
A una semana de fin de mes, la fecha para el depósito de los fondos para el pago de haberes a los trabajadores del Estado, el Gobierno aún no puede adelantar si cumplirá con el cronograma en tiempo y forma, ni si lo hará, incluso, con los inconvenientes del último mes, cuando se pagó por tramos pero sin certeza sobre el ritmo del cronograma. Esta situación de incertidumbre acrecienta el malestar en los asalariados públicos que debieron esperar hasta el 20 de agosto para cobrar el sueldo de julio, y temen que la situación empeore mes a mes.

Hablando de los salarios, el vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff, el ministro de Economía Eduardo Aguilar, y el subsecretario de Hacienda y Finanzas Miguel Aguino, han dicho en cada una de sus apariciones que la Provincia dependía estrictamente del ingreso de los fondos nacionales por coparticipación, ya que la masa salarial suma unos 240 millones de pesos mientras la Administración Tributaria Provincial (ATP) recauda apenas alrededor de 40 millones. Esta condicionante quedó a la vista durante el pago de los salarios de julio, cuando el Gobierno expresaba su desahogo con cada envío de la Nación y anunciaba la continuidad del cronograma como un logro de la gestión.

Sin aparecer

La última semana, funcionarios de Economía de la Provincia hicieron todas las gestiones posibles ante la Nación para tratar de conseguir algo de recursos para hacer frente al compromiso salarial. Calculando que los envíos por coparticipación no llegarán en el tiempo y el volumen necesario, la Provincia aspira a que la Nación la asista con financiamiento haciéndose cargo de obras y planes sociales y de salud para que ese dinero se reserve en las arcas provinciales. "Estamos buscando financiamiento para el déficit que tendremos en lo que queda del año, sobre todo en diciembre, por el agregado de la segunda cuota del sueldo anual complementario", dijo Aguilar en una de sus últimas apariciones en los medios, cuando aseveró que "los salarios no podrán crecer si no crecen los ingresos". Incluida esta declaración, hace más de diez días que los responsables de la economía de la provincia no asoman a explicar sobre la marcha de la cartera; tampoco aparece el vicegobernador, que se había presentado como el único vocero oficial en materia de salarios.

Horizonte negro

El diputado provincial por el Frente Grande, Daniel San Cristóbal, aliado del gobierno de Jorge Capitanich, había vaticinado que los salarios de julio se cancelarían en su totalidad con dos semanas de atraso, teniendo en cuenta que los de junio se cumplieron una semana tarde. A este ritmo, el legislador había calculado que la demora se iría incrementando a razón de una semana por mes, pero la realidad fue todavía más drástica, ya que el último depósito con los fondos necesarios para cancelar fue hecho recién el 19 de agosto y el pago por cajero se cumplió recién al día siguiente, es decir, casi tres semanas después.

Al igual que San Cristóbal, el ex diputado nacional y subsecretario de Hacienda del gobierno del radical Ángel Rozas, Víctor Zimmermann, había advertido sobre la imposibilidad del Gobierno de hacer frente a los salarios en tiempo y forma y cómo las dificultades para reunir el dinero necesario se irían incrementando mes a mes. Para él, aunque reconoce la abrupta caída de los fondos por coparticipación, la principal causa de la crisis financiera provincial es el "desorden administrativo" y no la falta de recursos.

VOLVER ARRIBA

............................................................................................................................................................

El gremio de Sergio Soto amenaza con medidas de fuerza

Utre advierte que no tolerará más

atrasos en el pago de haberes

Advirtió que llamará a la retención de servicios si el Gobierno no paga en tiempo y forma los haberes. Reclamó transparencia en las liquidaciones y que no se desvíen los fondos de Educación.

Los docentes de Utre Ctera reclamaron al Gobierno que cumpla en tiempo y forma con el pago de haberes a los docentes, y advirtió que si se repiten las demoras sufridas para el cobro de sus sueldos de julio, aplicarán medidas de fuerza.

El gremio que en la provincia tiene por principal referente al dirigente Sergio Soto, aliado del Gobierno y potencial candidato a ministro de Educación, acusó la presión de las bases y se puso al frente del reclamo de los docentes que temen que los inconvenientes financieros de la provincia vuelvan a perjudicarlos como sucedió durante el pago de haberes de julio.

El viernes 31 de julio, el vicegobernador de la Provincia, Juan Carlos Bacileff Ivanoff, había anunciado el inicio de un cronograma de pago que, aunque no tenía certezas sobre su continuidad, aseguró que culminaría en los plazos fijados por las normas: dentro de los cinco primeros días del mes, aunque avisó que podría haber uno o dos días de demora "por cuestiones de acreditación". Pero nada de esto se cumplió ya que los salarios recién fueron depositados en su totalidad el 19 de agosto.

Con este antecedente, Daniel Aguirre, el secretario general de Utre, dijo en nombre del gremio "que los fondos del sistema educativo deben asignarse correctamente en los salarios de los trabajadores y deben garantizar el ejercicio del derecho social a la educación". Y advirtió que, de reiterarse las demoras en la acreditación o el pago de los haberes, su organización llamará a la "retención de servicios a partir del quinto día hábil".

No al desvío

El gremio de Sergio Soto también hizo referencia a las irregularidades que se estarían cometiendo en la liquidación de los haberes, y consideró que "es imprescindible dotar de mayor transparencia y claridad al mecanismo de asignación de recursos en todas las áreas del Ministerio de Educación, afirmando que los mismos deben estar en los salarios de los trabajadores que trabajan y en cada área que permiten el financiamiento integral y el sostenimiento del sistema educativo (becas, partidas de sostenimientos, comedores escolares, material didáctico, infraestructura). E hizo especial hincapié en que "cualquier utilización de fondos del sistema educativo destinados a otros fines que no sean los específicos que fija la ley, debe ser investigado y sus responsables deberán responder por ello".

Preocupación por el Insssep

Aguirre confirmó que el gremio se encuentra en estado de alerta y movilización por la situación del Insssep. "Vamos a estar a la espera de una reunión con los gremios vitales del Estado y así saber qué postura tomar ante el contexto en el que se encuentra el Insssep", manifestó

Comentá la nota