Salarios y obra pública en crisis

Para Gerardo Otero el presupuesto 2009 va a dar muy poco margen para tener un plan de obras públicas más ambicioso o para mejorar el funcionamiento de los servicios públicos.

“El presupuesto va a tener dificultades para asignar mayores recursos y para tener un plan de obra pública. Va a ser muy difícil establecer una cifra para políticas salariales. Esto significará que el primer día de clases del próximo año habrá conflicto con los docentes”, dijo

Por su parte, José Sbatella dijo que ve con preocupación para el próximo año “que las obras públicas se subejecutaron al 30 por ciento, cuando los gastos del presupuesto ejecutado llegan al 70 por ciento”.

El economista agregó que “como la obra pública fue un ícono de este Gobierno como voluntad política, nos llama la atención que en la provincia de Buenos Aires no esté funcionando como tal”.

Comentá la nota