"Los salarios mejorarán cuando mejore la situación", advirtió Urribarri.

El gobernador reconoció que el Estado no dispone del dinero necesario para hacer frente a los reclamos de aumentos de sueldo, ya que no se obtuvieron los ingresos que se esperaban.

"No necesitamos presión alguna para mejorar el salario de nuestros trabajadores, sólo necesitamos los recursos para poder hacerlo", dijo el gobernador Sergio Urribarri durnte las reuniones que mantuvo esta mañana con los representantes de los gremios docentes, descartando hacer lugar a los reclamos de aumentos para los maestros.

A los representantes de Agmer, AMET, UDA y Sadop, Urribarri les recordó que durante 2008 Entre Ríos fue la provincia que "más aumentó los salarios básicos", pero que a su vez tuvo el "triste récord" de ser uno de los distritos que comenzó este ciclo lectivo con más medidas de fuerza.

"Durante este 2009 estamos enfrentando –algunos más que otros– una de las crisis más graves que hayamos conocido. Esto nos obliga a ser más responsables que nunca en la administración de los recursos con los que disponemos", aclaró el gobernador.

"No dudo que los salarios no son lo que quisiéramos pagar", admitió. Pero agregó: "Para incrementarlos necesitamos recursos que ahora no disponemos. Con los aumentos que otorgamos el año pasado estuvimos por encima de los índices inflacionarios y de la recaudación real, previendo un incremento en los ingresos que no fue tal. Y nos llevamos como premio medidas de fuerza como ninguna otra provincia".

"Hoy la situación es difícil y tenemos que actuar en consecuencia. Por otra parte ya hemos demostrado que cuando hay recursos los volcamos inmediatamente a la masa salarial como prioridad", añadió el mandatario.

También se mostró molesto con declaraciones mediáticas que han venido realizando algunos gremialistas durante estos últimos días sobre su persona y el gobierno. "Soy una autoridad elegida por el voto popular. Podemos no estar de acuerdo, pero desde el gobierno respetamos las posiciones gremiales. Esperamos idéntica actitud. Enfrente no tienen a un hombre que está guardando la plata para no darla. No escondemos nada. Cada recurso que se pueda asignar en materia de salarios lo vamos a hacer", resaltó.

"Insisto en que esta crisis nos puede dar la oportunidad de construir otro perfil de provincia. No nos quedamos en el lamento fácil ni en la resignación. Esperamos idéntica actitud de todos los sectores para poder avanzar", manifestó más adelante.

Siguen los descuentos

Por su parte, el ministro de Gobierno, Adán Bahl, ratificó el descuento de los días no trabajados por adhesión a las medidas de fuerza: "Las normativas están dictadas de acuerdo a la ley y tienen dos principios: de legitimidad y de ejecutoriedad. Sólo pueden ser cuestionadas a través de un proceso judicial, declarándose inconstitucionales".

"Antes del inicio de cada uno de los paros se les anunció que el derecho de huelga iba a ser absolutamente respetado por el gobierno, pero que se iban a pagar exclusivamente los días trabajos", sostuvo el funcionario, y agregó que en ningún organismo internacional de derecho se discute ese tema.

Comentá la nota