Salarios: ATE espera una respuesta antes del 27

El secretario general de ATE Santa Cruz, Alejandro Garzón vio “con preocupación”, al tiempo que fustigó la pretensión del gobierno provincial de dejar de lado la discusión salarial en el marco de las negociaciones paritarias, “más allá de la crisis”, enfatizó, “porque toda negociación paritaria cuando empieza el año, empieza con discusión salarial”.
Más aún, observó que ATE “previendo esto, en la última reunión paritaria del año 2008 en diciembre, hicimos una presentación manifestando que, a principio de año, cuando se empezara con la negociación paritaria, era prioritario discutir la cuestión salarial, dado que en 2008 tuvimos un solo aumento salarial, que fue del 16 % y del 4 % hasta alcanzar el 20 % en dos veces”.

Garzón evaluó que “si no se revierte la decisión política del gobierno, o no se ajustan los gastos en cosas puntuales que por ahí no son necesarias en la realidad política de Santa Cruz, va a haber mucho conflicto gremial, y más aún, en el marco de lo social”.

Ante este panorama consideró que “tenemos que empezar a trabajar en conjunto, entre todos, para poder aportar y tener los números sobre la mesa, para poder llevarle tranquilidad a los trabajadores, y especialmente a aquellos compañeros que hoy no tienen trabajo”.

“Nosotros vemos con mucha preocupación esta respuesta del gobierno, pero todavía no estamos sentados a la mesa”, advirtió el dirigente, quien no descartó que “por ahí llega el 26 y tenemos alguna propuesta del gobierno, tenemos esa expectativa”.

De lo contrario advirtió, “nosotros como organización gremial vamos a activar todos los mecanismos gremiales para plantearle al gobierno que si no hay una decisión política a favor de los trabajadores empezaremos las medidas de fuerza”.

Valoró el dirigente que “durante 2007 y 2008 hemos tratado de recuperar el salario, hemos blanqueado el salario, hoy tenemos un básico importante, pero lamentablemente, por la inflación, por los números del INDEC que sabemos que son mentirosos, el salario está deprimido en Santa Cruz”.

Por eso adelantó la expectativa por lo que pueda anunciar el gobierno provincial, ante lo que afirmó, “hay una pequeña luz de esperanza, pero ante la posibilidad de que no se discutan salarios los gremios que tenemos la responsabilidad de defender los derechos de los trabajadores, tenemos que ir preparándonos para tal fin”.

Garzón alentó la expectativa porque “el gobierno provincial en la reunión paritaria pueda poner los números sobre la mesa, como lo hemos pedido siempre, y no hemos tenido acceso”.

Tensa calma en zona norte

En otro pasaje de la entrevista, Garzón se refirió a la situación de la zona norte, donde aseguró que “hay una tensa calma” porque “los trabajadores municipales que están organizados en la órbita de ATE están viendo con preocupación la decisión política del gobierno provincial, que repercute en los municipios, que no tienen autonomía política ni económica para discutir con el sindicato la cuestión salarial”.

El dirigente avizoró “una alta conflictividad en el sector privado: petróleo, construcción, en las cooperativas que hoy se están organizando en la CTA, donde no solamente no están formadas legalmente las cooperativas, sino que, en lugar de ser una organización social, donde todos participan, parece que hay un jefe, y el resto tiene que acatar”.

Garzón aseguró que en lo que va de este año “muchos de nuestros compañeros no han podido descansar, porque hubo conflictos que no se vieron reflejados en los medios de comunicación, pero la cuestión viene bastante mala”.

Materia pendiente

Evaluó que ATE como organización gremial tiene pendiente, “seguir profundizando hacia los trabajadores, para que tengan conocimiento concreto de la herramienta de lo que es el convenio colectivo de trabajo, haber logrado una ley de paritarias y poder llevarla a la práctica durante todo 2008”.

El dirigente explicó que “eso quedó pendiente en lo que hace a nuestra organización, por la extensión de nuestra provincia, por los conflictos permanentes que hemos tenido y por el crecimiento de ATE”.

Garzón continuó detallando por LU 12 Radio Río Gallegos que “cuando los trabajadores se organizan, piden afiliación a ATE, es porque vienen los conflictos atrás, que no son resueltos rápidamente, porque muchas veces no vienen de ahora, sino que se vienen acarreando y lo que se pretende a través de nuestra organización es poder llegar a solucionarlos”.

El dirigente señaló que “se trata en realidad de bajar cuáles son nuestros objetivos políticos como organización sindical, que tiene toda una estructura nacional emparentada con la Central obrera que es la CTA”.

En este contexto aseguró Garzón “este es un año con muchos desafíos, particular, no solamente por lo partidario, porque hay elecciones, sino por nuestro proyecto político, que venimos trabajando en todo el país, que es la Constituyente Social, que es tratar de constituirnos como pueblo, para plantear concretamente lo que no queremos y trabajar sobre lo que queremos, para poder cambiar esta sociedad”.

Para el dirigente, “falta mucho, pero sabemos que la única forma de revertir las cosas y de que los trabajadores tengan lo que se merecen, es organizándonos y empezar a través de esa fuerza organizada a pelear para que se respeten las leyes”.

Comentá la nota