El salario público de la Región Centro es 57% más alto que el privado

En promedio cada agente estatal percibe más de 3.500 pesos, mientras que en el ámbito privado unos 2.250 pesos.
Los gastos de las administraciones públicas están bajo la lupa, más en tiempo de crisis. La principal erogación, desde los últimos años, viene siendo en personal, lo cual es cuestionado y prende una señal de alerta, especialmente cuando se deteriora el frente fiscal como consecuencia de este ítem. Casi dos tercios del gasto primario adicional de 2008 de las provincias se debió al aumento del gasto de personal (38,8 por ciento), producto de la anualización de los incrementos otorgados en 2007 y de la política salarial del año anterior, lo cual incluyó un incremento promedio del 24 por ciento en los sueldos de los agentes públicos de las distintas jurisdicciones, de acuerdo a datos de la consultora Economía y Regiones.

Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos tienen unos 287.615 trabajadores públicos en conjunto (unos 110.000 en Córdoba), que implicaron erogaciones por más de 13,2 millones de pesos de las arcas provinciales -más de 5,1 millones corresponden a la jurisdicción mediterránea-, lo que significa un gasto medio mensual por agente de 3.553 pesos. Al respecto, hay que aclarar que la cifra es un promedio y que existen disparidades entre los sectores incluidos y categorías.

Más allá de evaluar si es alto o bajo, justo o injusto, el número difiere considerablemente del que se maneja en el sector privado. El salario bruto promedio de la Región Centro en 2008 fue de 2.250 pesos (2.277 pesos Córdoba, 2.035 pesos Entre Ríos y Santa Fe, 2.440 pesos), de acuerdo a los datos difundidos recientemente por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Es decir, que la administración pública destinó el año anterior un 57 por ciento más que las empresas en concepto de salarios.

Desde distintos sectores cuestionan esto y el hecho de que el gasto en personal concentra más del 51 por ciento del gasto primario subnacional, que en el caso de Córdoba supera el 52 por ciento, es considerado el principal factor del deterioro de las cuentas. "El proceso de recomposición salarial (a partir de 2004 las provincias replicaron la política de incrementos salariales determinadas por el gobierno nacional) ha sido el factor desencadenante del deterioro fiscal provincial. La licuación del poder adquisitivo tras la devaluación de 2002 y el contexto inflacionario hicieron prácticamente inevitable el ajuste de los salarios públicos provinciales. Fueron estos incrementos los que explican, principalmente, el crecimiento del gasto corriente observado en los últimos tres años y el deterioro del frente fiscal", afirmaron desde Economía & Regiones.

Al analizar el gasto por regiones surge que la Patagónica resultó la más elevada con 4.100 pesos por agente, seguida por la Región Centro y cerrando el podio, la Pampeana (Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires) con 3.433 pesos. En cuarto lugar, con 2.927,6 pesos el NEA, Cuyo con 2.870 pesos y el NOA con 2.683 pesos.

A nivel nacional, el monto en personal del consolidado provincial durante 2008 ascendió a 73.494,4 millones de pesos y estuvo destinado a 1.708.000 agentes, lo que dio como resultado un gasto medio mensual promedio anual de 3.310,1 pesos por agente.

Escenario 2009

Algunas provincias, como Córdoba, ya cerraron acuerdos salariales con varios sectores inferiores al 12 por ciento anual, como docentes y SEP, que demandarán más de 380 millones de pesos más, y aún resta acordar con judiciales. De todas formas, hay que tener en cuenta que aún sin otorgar subas, los egresos salariales varían anualmente debido a automaticidades como la antigüedad y anualización de los acuerdos anteriores. Esto implica que, de mínima, el gasto en personal del consolidado de provincias durante este año será de 8.290,1 millones de pesos más que 2008.

La consultora que dirige Rogelio Frigerio estimó que un alza del 15 por ciento significaría unos 17,7 millones de pesos más para las jurisdicciones. "En 2009 los recursos corrientes netos de las transferencias a municipios alcanzarían a cubrir el 62 por ciento del aumento del gasto en personal, por lo que las provincias quedarán descalzadas en promedio casi 38 por ciento de ese aumento".

Comentá la nota