El salario mínimo de los maestros será de 1.590 pesos

El salario mínimo de los maestros será de 1.590 pesos
Ayer. La Mesa de Diálogo Docente debatió sobre el aumento salarial. La provincia fijó el aumento en $1.590, cien pesos por arriba del sueldo establecido por la paritaria nacional docente que fue fijado en $1.490.
Ante el próximo inicio de clases, el lunes 2 de marzo, la Mesa de Diálogo Docente se reunió ayer en Casa de Gobierno para tratar lo relacionado con el tema salarial del sector. En la oportunidad, además de los representantes de los nueve gremios que integran dicho espacio, estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Elías Suárez; la ministra de Educación, María Fernanda Gómez Macedo y el ministro de Gobierno, José Emilio Neder, entre otros, quienes formularon una propuesta de aumento salarial para el comienzo de clases. El objetivo central de la misma consiste en garantizar en la provincia un sueldo de bolsillo para el maestro de grado de $ 1.590, $ 100 por arriba del sueldo mínimo establecido por la paritaria nacional docente que fue fijado en $ 1.490. Como se recordará, la Nación y los gremios nacionales acordaron pasar el salario mínimo de bolsillo para el docente que recién se inicia de $ 1.290 vigentes hasta ahora, a $ 1.490, desde el uno de marzo del corriente año. Los funcionarios provinciales expusieron ante la Mesa de Diálogo Docente provincial, la difícil situación presupuestaria, producto de la crisis internacional, que repercute en la Nación y por ende en nuestra provincia, que se traduce en una considerable caída de los ingresos coparticipables, lo que hace prever una merma de cerca de $ 300 millones para el año 2009. Ante esta situación, el Gobierno de la Provincia adoptó fuertes medidas de contención de gastos, evitando los recortes en las áreas más sensibles, como la Educación, donde se continuará con las obras de infraestructura escolar previstas para el 2009 y que alcanza a una inversión de mas de $ 65 millones y un aumento salarial docente, garantizando un salario mínimo de bolsillo superior a lo dispuesto por la paritaria nacional. Para lograr este aumento, la provincia se hará cargo de los $ 250 que hasta diciembre la Nación erogaba como aporte dispuesto por el artículo 9 de la Ley de Financiamiento Educativo, más los $ 200 establecidos por el mismo concepto para el presente año y más $ 100, no remunerativos ni bonificables, que se financiarán con presupuesto provincial y que se abonarán desde marzo y hasta dos cargos. De esta manera, se garantiza que no habrá docente de grado, que cobre menos de $ 1.590 en la provincia, y que los mayores esfuerzos de la inversión lleguen a los docentes de menor salario, considerando que hay una numerosa franja, más de 10.000, cuyo sueldo es de hasta $ 2.000; y que el aumento llegue de manera completa al bolsillo del trabajador. Si bien es cierto, este aumento beneficia a los sectores más bajos de la pirámide docente, en perjuicio de los que cobran más de $ 3.000, dada la difícil situación presupuestaria prevista para este año, se entiende por razones de justicia y equidad que es más conveniente priorizar a quienes menos ganan. Por su parte, los gremios integrantes de la Mesa de Diálogo sostuvieron su criterio de que todo aumento al docente siempre debe ser aplicado al salario básico, para evitar el achatamiento de la escala salarial, pero escucharon las razones expuestas, sobre la prioridad de distribuir los recursos entre los que menos cobran. Además, solicitaron que a pesar del aumento, no se cierre la discusión salarial para el presente año, a lo cual y entendiendo que se trata de un 2009 atípico por la crisis internacional, se resolvió continuar tratando el tema a lo largo del año y según se desarrolle el presupuesto 2009.

Comentá la nota