Salario mínimo: aval empresarial y reclamo sindical en Corrientes

Desde el sector privado aseguran que los 1.500 que el Consejo del Salario fijó para el 2010 ya se supera actualmente en la provincia. Los gremios dicen que es insuficiente e impracticable por falta de decisión política.
La noticia del nuevo piso salarial que alcanzará los 1500 pesos en enero de 2010, según aprobó anteayer el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, generó en Corrientes reacciones diversas en los distintos sectores involucrados. Mientras en el empresariado local se mostraron conformes con los montos que, aseguran, se pagan con creces a los empleados de la actividad privada; desde los sindicatos que nuclean a trabajadores estatales, tanto provinciales como municipales, entienden que los números deben ser mayores pero que falta voluntad política para cumplir, si quiera, con la cifra recientemente acordada.

Según convinieron, en el Ministerio de Trabajo de la Nación, los referentes del gobierno, sindicalistas y empresarios, el nuevo salario mínimo, vital y móvil pasará a 1.400 pesos para el 1º de agosto, 1.440 para el 1º de octubre y finalmente 1.500 para el 1º enero de 2010.

Consultados sobre este aumento del 21%, los representantes del empresariado correntino dijeron estar "totalmente de acuerdo".

Incluso "en la actividad privada local se está muy por encima de ese monto", dijo a "época" el flamante titular de la Federación Económica de Corrientes (FEC), José Ojeda.

Según explicó, actualmente, los empleados de la mayoría de los sectores privados superan el piso de los 1.800 pesos, unos 300 pesos más de lo que se debería pagar desde el 2010, según el reciente acuerdo nacional.

Quien hasta hace unos días presidía la FEC y dejó el cargo para abocarse de lleno a la candidatura a convencional constituyente del Frente de Todos (FdeT) en Goya, Gustavo Tabachi, también consideró que "no habrá problemas" para cumplir con el nuevo mínimo salarial "porque en esta parte del país el mínimo salarial en el sector privado es mucho más alto. Inclusive en algunos sectores se llega a 2.200", dijo.

Incluso, "en nuestra región nos faltaría más crecimiento del salario mínimo para generar más movimiento económico", dijo en tanto Ojeda y apostó así también a un aumento de salarios para los agentes de la administración provincial.

Allí surgen las repercusiones del anuncio en el arco sindical correntino.

"Los montos son totalmente desacertados", consideró el referente de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Walter Zamudio. Ante la consulta de "época", dijo que el piso "debería estar en al menos 2.800 pesos", de modo tal que permita "cubrir el costo de vida", teniendo en cuenta que "la canasta familiar ya superó los 3 mil pesos".

Por ello, desde ATE renuevan el reclamo de 1.800 pesos de mínimo. "En Corrientes se puede pagar estos 1.500 y, si se hace un esfuerzo, los 1.800 que pedimos", dijo Zamudio. Pero "falta voluntad política", aseguró.

"No hay decisión política", coincidió el titular de FESTRAMCO, Pedro Lugo, en torno al Gobierno provincial y las administraciones municipales. "En Corrientes la suba es impracticable", dijo.

Comentá la nota