El salario de los docentes choca contra la menor coparticipación a provincias.

El acuerdo a nivel nacional sobre un aumento para el salario docente del 15,5% lo pagarán las provincias que están recibiendo apenas un 5% más de coparticipación. El resultado previsible es la profundización del conflicto docente.
Mientras tanto, en la Argentina las evaluaciones en base a indicadores específicos aseguran que se siguen batiendo récords de caída en la calidad educativa

En la paritaria docente nacional se ha acordado que el nuevo salario mínimo para el maestro de grado de dedicación simple pasará desde $1.290 a $1.490 a partir del 1º de marzo.

Esto significa un incremento del 15,5%. Aunque legalmente este ámbito de negociación tiene por función fijar la base de la escala salarial, en la práctica, imponen un valor de referencia para el resto de las remuneraciones que integran la carrera docente. Por eso, el aumento acordado a nivel nacional impone el "piso" de las demandas gremiales en las paritarias provinciales.

Los salarios docentes constituyen el componente más importante del gasto de las provincias, mientras que la incidencia a nivel nacional es muy marginal. Por otro lado, la principal fuente de financiamiento de las provincias son las transferencias automáticas de parte de los impuestos recaudados por la AFIP.

La evolución interanual

¿Existe consistencia entre los aumentos de salario docente y los recursos transferidos? Según datos del Ministerio de Educación y del Ministerio de Economía se puede observar que:

En el 2006 y 2007 el promedio nacional de los salarios docentes creció menos que los recursos nacionales de distribución automática a las provincias.

En el 2008 los salarios docentes crecieron 5 puntos porcentuales más que los recursos transferidos automáticamente a las provincias.

Para el 2009 se acordó un aumento de salario del 15,5% pero hasta el primer bimestre del 2009 los recursos transferidos a las provincias son apenas un 5% superior.

Una pauta de incremento salarial del 16% parece modesta ante el crecimiento del 26% promedio anual observado entre 2005 y 2008. Incluso es probable que esté en línea con los niveles de inflación que sufre el país. Sin embargo, se complica el cumplimiento en el marco del deterioro en las transferencias automáticas de recursos fiscales que la Nación transfiere a las provincias.

Según la Constitución Nacional, reafirmada por la Ley de Educación Nacional del 2006, las provincias son las "… responsables de planificar, organizar, administrar y financiar el sistema educativo en su jurisdicción…". Mientras que el gobierno nacional es responsable de controlar la calidad educativa. Expresamente la Ley de Educación Nacional establece que el Ministerio de Educación nacional "… implementará una política de evaluación concebida como instrumento de mejora de la calidad de la educación…"

Comentá la nota