La Saladita: los comerciantes levantan firmas, Abad explicará y el Ceco rechaza "propuestas decadentes"

El lunes los comerciantes entregarán un petitorio a la Municipalidad, para que se congelen los trámites. Y luego irán a la Cámara Empresaria, "para que Julián Abad explique su posición". Miguel Santellán, referente de los empleados de comercio, no cree "que sea una opción superadora y habrá que extremar los controles"
La Saladita, el polémico emprendimiento de feria que se está instalando en Del Valle 3660, generará este lunes varias movidas de comerciantes, mientras las autoridades que deben supervisar la iniciativa deberán dar su posición. Los comerciantes siguen juntando firmas en un doble petitorio: por un lado, una planilla con siete puntos, donde le reclaman al Municipio que frene las habilitaciones, y que cree nuevos controles para los emprendimientos. Y por otro le pedirán explicaciones a Julián Abad, en la Cámara Empresaria.

Pero además, en el debate terció por primera vez el secretario general del Centro de Empleados de Comercio, Miguel Santellán: "evidentemente no se trata de una opción superadora, por el origen marginal que tienen las llamadas `saladitas´. Y más preocupante es ver que el gestor de la idea (Lucas Torres) propone que se trabaje fuera de las condiciones de estatuto, como por ejemplo todos los sábados los domingos y los feriados".

Los comerciantes que la semana pasada protestaron frente a la Municipalidad siguen rechazando la radicación de "La Saladita" y en principio no quedaron del todo tranquilos con la postura del Municipio de establecer los controles de rigor para permitir la instalación.

Por eso armaron una doble planilla, donde por un lado le reclaman a la Comuna el cumplimiento de siete puntos para controlar antes de permitir la instalación. En uno de ellos, piden que se demore el otorgamiento de las nuevas habilitaciones, hasta que sea regulado un nuevo marco.

Pero en el mismo petitorio le reclaman una postura clara al presidente de la Cámara Empresaria, Julián Abad, respecto del conflicto. Esta semana, una veintena de comerciantes le pidió la renuncia, aduciendo que desde hace no menos de 20 días que saben que "el responsable de la feria que se piensa instalar (Lucas Torres) es el yerno de Julián Abad" lo cual implicaría "una situación éticamente reprobable, por la que tiene que dar un paso al costado" en la Cámara Empresaria.

Jorge Paiz, uno de los comerciantes que formó parte de la protesta de la semana pasada, ya se reunió personalmente con Abad, para reiterarle lo que había dicho en público y pedirle que este lunes reciba a los comerciantes que le piden la renuncia "y que les explique a todos su postura y que diga qué es lo que piensa y qué está pasando", según le adelantó a infoeme.com.

Por eso el lunes tendrá una doble jornada: a las 12:30 los comerciantes llevarán las planillas al Municipio y luego de entregar su petitorio irán a la Cámara Empresaria a escuchar las explicaciones de Julián Abad.

Paiz reiteró un concepto, que será la base del pedido al Intendente: "en los comercios de Olavarría trabajan 3.000 empleados, y no es lo mismo mantener sus fuentes de trabajo que privilegiar 200 que van a trabajar sábados y domingos y nada más".

Santellán: "no es una propuesta superadora"

El secretario general del Centro de Empleados de Comercio, Miguel Santellán, mostró que no tiene la mayor de las simpatías por el proyecto "La Saladita". "A uno le gustaría ver siempre proyectos superadores, que los empresarios hicieran apuestas para ir a más, y no para ir a menos. Y la verdad es que viendo esto, uno tiene la sensación de que en origen no lo es", sancionó el dirigente, cuyo gremio agrupa a casi 3.000 dependientes de comercio.

"Y no lo es por varias razones –agregó el sindicalista mercantil-. Primero porque el propio promotor de la idea lo dice que todas las letras, al anunciar que se va a trabajar los sábados, los domingos, los feriados, algo contra lo que hemos venido luchando desde hace rato".

Santellán dijo que "de todos modos, vamos a extremar los controles para que se cumpla toda la normativa. Los nuevos puestos de trabajo, bienvenidos cuando son legales. Y tampoco vamos a estar en contra de que la gente de menores recursos pueda comprar ropa en precio. Lo que uno marca es que no puede ser la tendencia de darle a la gente de menores recursos cosas de menor calidad ¿por qué no puede pensarse en una oferta de calidad para ellos?".

Además, el dirigente del Ceco opinó que "la feria ya desde su origen despierta dudas. Todos sabemos cómo se generó La Salada, desde la marginalidad, y eso genera dudas. Nosotros acá haremos todos los controles pero uno también espera que algún día no sea necesario estar encima de los empleadores, controlando uno por uno. Sería bueno que ellos también se controlaran a sí mismos".

Y reiteró un concepto, fuerte, que indica qué postura tienen en el tema que sacudió al comercio esta semana: "apoyaremos todo lo que sea superador, y en ese sentido pueden contar con nosotros. Pero de ninguna manera esperen que estemos de acuerdo con alternativas decadentes".

Comentá la nota