Saladillo terminará recibiendo 580.000 pesos menos de coparticipación

"Si el Municipio de Saladillo no hubiese tenido ciertas reservas no hubiera pagado el aguinaldo ni los sueldos", expresó el contador.
El contador y mayor contribuyente Jorge Faretta (UCR) explicó en la sesión del miércoles, durante el tratamiento de la suba de tasas, que en 2009, en concepto de coparticipación, se presupuestaron 15.280.000 pesos. Sin embargo, el 24 de noviembre pasado, en la ciudad de La Plata, el Gobierno provincial le dijo al Secretario de Hacienda de Saladillo que de ese monto anunciado iban a llegar al Municipio 15.100.000.

El 21 de diciembre, en una nueva reunión, le manifestaron que el importe será de 14.700.000. – Es un porcentaje menor. Por lo tanto, si el Municipio de Saladillo no hubiese tenido ciertas reservas no hubiera pagado el aguinaldo ni los sueldos.

- El Municipio –agregó Faretta– aporta a instituciones intermedias, clubes y entidades sociales, deportivas, educativas y culturales. Además, sostiene los centros de atención para la salud y no es poca cosa.

En materia de obra pública, se han concretado varios proyectos y el Municipio tiene previsto adquirir una hormigonera para avanzar en el pavimento junto a los vecinos. En prestación de servicios, es bastante lo que se hace y seguramente se puede mejorar.

Un nuevo esfuerzo

– No es fácil pedirle a los vecinos de Saladillo un nuevo esfuerzo, sabiendo que tendrán que privarse de algunas cosas. Pero, por otro lado, es necesario llevar a cabo una política de gobierno y, para ello, es preciso el financiamiento. Más allá de que la tasa de servicios urbanos se presta a todos los vecinos por igual, no está mal que desde el Municipio se tenga en cuenta la capacidad contributiva del vecino.

No está mal que aquel que tiene 8 metros de frente y su vivienda supera el valor fiscal de 100 mil pesos, pague un poco más que el vecino cuya vivienda es más modesta.

Eso –dijo Faretta– no permitirá diezmar el bolsillo de aquel contribuyente que tiene menor capacidad contributiva. Para avanzar en este tema, tenemos que tener la valuación fiscal de todos los terrenos y propiedades de Saladillo. Esto es un inicio y es importante.

Aumentos por barrios

En servicios urbanos y obras sanitarias (agua y cloacas), el contribuyente de la Zona A (planta urbana vieja), comprendida por las calles Alem, Cabral, Bozán y Pereyra, pagaba 72 pesos y ahora se va a 93 pesos (aumento de 20 pesos).

Los vecinos del barrio empleados de comercio, de 12 metros de frente, pagaban 72 pesos y ahora 90 pesos (aumento de 18 pesos).

El vecino de Mariano Acosta y Cabral, antes 55 pesos y ahora 60 (14 pesos de incremento).

Calle Viale (de tierra), antes 47 pesos y ahora a 59. Saavedra y Ledesma, antes 41 pesos y ahora 53. Barrio 272 Viviendas (sobre pavimento), antes 59 pesos y ahora 74. Barrio 96 Viviendas, antes 38 pesos y ahora 48. Barrio Esperanza, antes 52 pesos y ahora 65. Barrios Covisoop (tanto el de Frocham como el de Saavedra), antes 63 pesos y ahora 79.

Este aumento, que en algunos bolsillos puede ser importante, tiene que obligar al Ejecutivo municipal –dijo Faretta– a seguir exigiéndose y mejorar las prestaciones.

También es importante –expresó Faretta– gravar los espacios publicitarios a las empresas que no son de Saladillo. Eso se grava por metro cuadrado. Muchos otros municipios lo hacen. Es una manera de generar recursos, para la prestación de servicios.

Finalmente, Faretta destacó que el Municipio de Saladillo no haya privatizado los servicios públicos, como agua, cloacas, entre otros.

Los servicios básicos y elementales tienen que estar en manos del Estado. De hecho, se sigue invirtiendo en mejoras.

Comentá la nota