Saladillo: Hace tres meses que el Ejecutivo adeuda el 6 por ciento de aumento a municipales

"Por lo visto, problemas financieros no hay. Vemos que el Municipio compra vehículos, camionetas, combis y hasta una hormigonera. Sin embargo, el trabajador sigue sin cobrar ese 6% de aumento al sueldo básico", dijo Caballieri.

Hace tres meses que el Departamento Ejecutivo (DE) municipal se comprometió a pagar el 21% de aumento a los trabajadores del sector y sólo efectivizó el 15%.

Como aún resta el 6%, desde el gremio se están haciendo gestiones para lograr que el Gobierno municipal, encabezado por Carlos Gorosito, cumpla con lo prometido.

El secretario general del Sindicato Municipal, José Luis Caballieri, se mostró preocupado por esta situación y reclamó al Ejecutivo que honre el compromiso asumido tiempo atrás.

"Por lo visto, problemas financieros no hay. Vemos que el Municipio compra vehículos, camionetas, combis y hasta una hormigonera. Sin embargo, el trabajador sigue sin cobrar ese 6% de aumento al sueldo básico", dijo.

"Esto tiene un límite. No puede seguir así. Ellos dicen que hay paritarias permanentes y eso es mentira. Son conversaciones", manifestó el dirigente gremial.

A través de una carta enviada al Intendente y a los bloques de concejales, el Sindicato solicitó que en el presupuesto 2010 el Municipio contemple un aumento salarial del 30%. "Hemos visto que aumentarán las tasas. Por lo tanto, habrá más plata para pagarle a los empleados."

Esperando respuestas

Hace un mes que el secretario de Hacienda municipal, Sergio Olarticoechea, no atiende a los agentes. Tampoco se comunicó con las autoridades del gremio para concertar una audiencia y avanzar en las negociaciones.

"Esperamos tener respuestas. No creo que el 6% de aumento (al sueldo básico) desequilibre las finanzas municipales…", dijo.

Por otro lado, el Ejecutivo se comprometió a pasar todos los adicionales (sumas en negro) al salario básico y tampoco eso ha sido cumplido.

En cuanto al 3% de antigüedad (actualmente los trabajadores cobran el 1%), el gremio tampoco ha recibido contestación alguna a su pedido. "No nos han respondido ni sí ni no… El Intendente, como administrador de los fondos públicos, es quien debe dar respuestas", manifestó.

Otros reclamos

Otra de las cuestiones que sigue pendiente, según expresó Caballieri, es el pase de los agentes mensualizados y jornalizados a planta permanente. "En 2008, Gorosito dijo en un acto que todos los empleados municipales iban a pasar a planta permanente y todavía no ha cumplido… Dicen una cosa y hacen otra. Hay que ser un poco más coherente", afirmó.

Caballieri también se refirió a la gran cantidad de empleados que trabajan para la Comuna dentro de un plan laboral y cobran muy poco. "Les dan subsidios. Eso es precarizar el trabajo. Esas personas no tienen cobertura social alguna y (el Gobierno) los puede despedir cuando quiere. Son planes basura."

Finalmente, en lo que respecta al escalafón municipal, Caballieri informó que hoy, a las 19, en la sede del Sindicato, se desarrollará una reunión con la presencia del secretario General del Municipio, Mario Buezas, y los delegados de cada área.

El nuevo escalafón tendrá 18 categorías y se hará en base a un "mapa laboral", teniendo en cuenta los años de antigüedad del agentes, la tarea que desempeña, entre otras cuestiones que serán evaluadas por la junta de calificaciones.

"Los Intendentes manejan

a los concejales y legisladores"

La reciente protesta realizada en La Plata, frente a la Legislatura bonaerense, no tuvo la respuesta que los dirigentes de los sindicatos municipales esperaban, con relación a la derogación de la Ley 11.757 y la Ley de Paritarias.

Durante varios días, la Fesimubo instaló allí una carpa con la presencia permanente de representantes gremiales. Los últimos en estar fueron los del Sindicato de Lomas de Zamora. La carpa, finalmente, fue desalojada por la policía.

"Creo que esta carpa nació débil. Para mantener una protesta, hay que ser fuerte. Los piqueteros se quedaron a dormir en la calle y consiguieron lo que quisieron. Eran 4000. Nosotros éramos 18.000 y fuimos de gusto. Lo único que hicimos fue entregarle un petitorio a un ordenanza (de la Legislatura). Creo que estuvo mal organizado. Hay que plantear el plan de lucha de otra manera", manifestó Caballieri. "¿Por qué no se cortó la calle? Había un guiño político", agregó el sindicalista de Saladillo, en alusión a algunos dirigentes gremiales del Gran Buenos Aires que simpatizan con el Gobierno.

En breve comenzarán a legislar los diputados y senadores que fueron electos en los comicios del 28 de junio. A partir del resultado electoral, el Parlamento quedará conformado de otra manera y el FpV no tendrá mayoría.

Sin embargo, los gremios municipales no son muy optimistas. "Los legisladores, sean del partido político que sean, responden a los Intendentes. Tenemos la pauta de lo que sucedió días pasados en General Alvear. El Concejo Deliberante propuso que se le complete el 3% de antigüedad a los empleados municipales, pero después el Intendente lo vetó. Los Intendentes manejan a los concejales y a los legisladores. En Saladillo tenemos a un diputado que le pregunta a (José) Eseverri lo que tiene que hacer. No tiene autonomía. Es lamentable", criticó.

Comentá la nota