Saiz ratificará el ajuste en su discurso.

Igual buscará apuntalar su imagen. Prohíben faltar a los funcionarios.

VIEDMA (AV).- El gobernador Miguel Saiz concluía anoche la elaboración de su discurso de apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura, que formalizará mañana a partir de las 8.

La revisión del texto comprendía la posible inclusión de medidas para la contención del gasto público.

Por su parte, desde el gobierno provincial se ultimaban acciones para garantizar una fuerte imagen de respaldo a Saiz.

Los funcionarios tienen obligación de concurrir. Así se deduce de una nota remitida por el secretario de Coordinación, Aníbal Hernández. La misiva expresa que los funcionarios deberán "justificar su inasistencia".

Este trámite se explica seguramente por las ausencias advertidas durante el mensaje anterior y en el aniversario del regreso de la democracia, en diciembre.

Además, se prevé una movilización regional del radicalismo de acompañamiento al gobernador.

Mientras tanto, Saiz y el secretario de Medios, Claudio Mozzoni revisaban ayer los textos finales del discurso, que se estima durará algo más de una hora. El mensaje se preveía en principio a las 10 para esperar la finalización del discurso de la presidenta Cristina Fernández en el Congreso, a las 9. Pero finalmente se decidió adelantarlo a las 8.

La mayor expectativa en los dichos de Saiz se concentra en eventuales medidas de ajuste que pueda incorporar a su discurso. Además de una revisión de su gestión, algunos funcionarios incluyeron ciertas acciones, como la jubilación anticipada para los docentes con edad previsional.

La situación financiera ocupará parte de su exposición legislativa, con un análisis del panorama internacional y nacional.

El jueves último, Saiz en Capital Federal se reunió y firmó un documento con sus pares patagónicos para "acompañar al gobierno nacional en las medidas tendientes a preservar las fuentes de trabajo genuinas vinculadas a las actividades propias de cada una de las economías regionales".

También se acordó convocar a las provincias nucleadas en la OFEPHI para evaluar acciones "tendientes a sostener el nivel de inversión y trabajo en la actividad petrolera".

Además de Saiz, ese documento fue firmado por los gobernadores de La Pampa, Oscar Jorge, de Neuquén, Jorge Sapag, de Chubut, Mario Das Neves; de Santa Cruz, Daniel Peralta y de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos.

En ese posicionamiento, destacaron que " la situación económica ha producido un estancamiento de las economías locales, con una caida significativa del precio y de la demanda internacional de bienes y servicios producidos en la región, agravado además por una sequía histórica y catástrofes naturales (incendios, erupciones volcánicas)".

Comentá la nota