Saiz escuchó propuestas para definir dónde recorta

Los ministros presentaron al gobernador sus planes para achicar el gasto público. Las ideas pasan desde la reducción de la planta política hasta la paralización de las obras públicas.
Un llamado institucional y sectorial para informar sobre la crisis del Estado de Río Negro y el análisis de un paquete de medidas de ajuste fueron los lineamientos fijados anoche por el gobernador Miguel Saiz con su gabinete.

Cada ministro delineó su plan de reducción de gastos y el mandatario anunciará -la semana próxima- cuál será el esquema de recorte a ejecutar en la administración pública. El esquema en evaluación contempla desde la reducción de la planta política hasta la paralización de la obra pública, pasando por reformas de estructuras, con la eliminación o desjerarquización de ciertas áreas.

La reunión se extendió por casi tres horas. Cerca de las 22, el secretario de Medios, Claudio Mozzoni informó que los ministros aportaron sus medidas, se debatieron "las acciones necesarias" y, ahora, será el gobernador quien resolverá cuáles se adoptarán. "Hay que tender a reducir el gasto y optimizar los recursos", explicó.

Mozzoni precisó que "se debe retrotraer el presupuesto 2009 a lo ejecutado en el 2008", aunque manifestó que Hacienda está cuantificando qué significa esa reducción de partidas.

El funcionario adelantó que "se convocará a todos los sectores sociales y políticos para informar de la situación y clarificar los números y las necesidades, como también, explicar lo que hará el gobierno en ese sentido".

La reunión se concentró en el aporte de cada ministro y el gobernador recogió propuestas. Estuvieron ausentes los titulares de Familia, Alfredo Pega (lo reemplazó Ricardo Pratti), y el de Producción, Juan Accatino.

El ministro de Gobierno, José Luis Rodríguez, insistió en un llamado a los distintos sectores.

Reafirmó la pretensión de exponer cierta acción mientras que el mandamás de Educación, César Barbeito delineó sus medidas de recortes, incluyendo la paralización de obras y la suspensión en las compras en equipamiento escolar. Además, Barbeito enumeró sobre ciertos canales informales de diálogo con la Unter, incluyendo una reunión que se preveía para hoy en Viedma con la conducción gremial. Anoche el gobierno dudaba sobre su concreción, por el fallecimiento del gremialista Pascual Mosca (ver más información en página 30).

La visión más audaz fue planteada por el ministro de Hacienda, Pablo Verani. Esbozó un plan de reestructuración ministerial. El ministerio plantea transformar en secretarías a varios ministerios -como Turismo o Hacienda mismo- como también, replantear como consejos a las carteras de Educación y Salud. Esa reformulación -según Verani- originaría una automática disminución de estructura y cargos.

Los ministros se detuvieron en la revisión de la planta política. Esa reducción fue requerida por Saiz en la anterior reunión, considerando que ese achique se traslade a la reducción de gastos funcionales.

Comentá la nota