Saiz elevó proyecto que propone un sistema único de imposición de impuesto de sellos

El gobernador de la provincia, Miguel Saiz, elevó hoy a la Legislatura rionegrina el proyecto de ley que propone establecer un sistema único de imposición en materia de impuesto de sellos para los actos que impliquen la transferencia de dominio de bienes inmuebles. La iniciativa cuenta con acuerdo general de ministros y propone un esquema de alícuotas inspirado en el principio de “capacidad contributiva”.
El nuevo régimen planteado implica la derogación de la Ley I Nº 4.024 y la sustitución del régimen general de la Ley I Nº 4.256 (norma impositiva del impuesto de sellos para el ejercicio fiscal 2008) en materia de transmisión de dominio de inmuebles.

Entre otras, la iniciativa establece que “sería adecuado propiciar la modificación de la alícuota vigente en materia de impuesto de sellos para los actos, contratos y operaciones que produzcan la transferencia del dominio inmobiliario”, llevándola del 35 por mil (‰) vigente hoy al 20‰.

En los considerandos de la iniciativa se explica que actualmente la Ley I Nº 4.024 establece un régimen de regularización dominial que permitió la escrituración de numerosas transmisiones de dominio de inmuebles en condiciones promocionales, como por ejemplo una alícuota del 10‰ en el impuesto de sellos, disminución de las tasas retributivas de servicios y supresión de intereses en el impuesto inmobiliario.

Sin perjuicio de la vigencia de este régimen promocional, en las sucesivas leyes anuales de impuesto de sellos se mantuvo en vigencia el régimen general, que impone, a la trasmisión de dominio de inmuebles, la alícuota del 35‰.

Actualmente, el artículo 2º de la Ley I Nº 4.256 establece esta alícuota para la compra-venta de inmuebles o partes indivisas o cualquier otro acto o contrato por el que se transfiera el dominio de aquellos. Se incluyen las transferencias de dominio de inmuebles que se realicen con motivo de aportes de capital a sociedades, transferencias de establecimiento “llave en mano”, transferencia de fondo de comercio y disolución de sociedades y adjudicación de socios.

Así, el mandatario indica que “la coexistencia del régimen general (con alícuota más alta) y del régimen promocional (con alícuota más baja), sumada a cierta amplitud quizás excesiva de este último, derivó en que la inmensa mayoría de las operaciones de transmisión de dominio inmobiliario se canalizan a través del régimen beneficio para los contribuyentes”.

“Entendemos que es conveniente pasar del sistema dual actualmente en vigencia a un régimen legal, único y estable, con alícuotas más razonables que contemplen la distinta capacidad contributiva evidenciada en cada supuesto gravado”, señala el gobernador en la iniciativa.

Agrega que “el régimen que propiciamos viene así a brindar un tratamiento más justo y equitativo, con alícuota más baja para los casos que evidencian una menor capacidad contributiva y otra más alta para aquellos supuestos que pongan de manifiesto una mayor capacidad económica, real o potencial”.

El régimen único propuesto implica, en consecuencia, la derogación de la Ley I Nº 4.024 y la sustitución del régimen general de la Ley I Nº 4.256 en materia de transmisión de dominio de inmuebles por un sistema de alícuotas inspirado en el principio de capacidad contributiva.

Para el diseño de la regulación propuesta se han efectuado minuciosos análisis de la legislación general vigente. Tanto de la Ley I Nº 4.256, como del Régimen de Regularización Dominial de la Ley I Nº 4.024 y de las leyes impositivas de las provincias de Neuquén, Buenos Aires, La Pampa y Córdoba.

Como resultado de este análisis se concluye en que sería adecuado propiciar la modificación de la alícuota vigente en materia de impuesto de sellos para los actos, contratos y operaciones que produzcan la transferencia del dominio inmobiliario, llevándola del 35‰ vigente hoy al 20‰.

Se propicia también la instauración de una alícuota especial del 10‰ para aquellos actos que produzcan la transferencia del dominio fiduciario o contratos u operaciones mediante los cuales se transfiera el dominio cuyo precio o valuación fiscal no supere los 200.000 pesos.

En este último caso será obligatoria que una de las partes intervinientes sea una persona física o uan persona de existencia ideal (asociación civil con personería jurídica y cuya finalidad sea asistencia social, deportiva, salud, beneficencia, cultural, enseñanza e investigación; entidades y cooperativas o sucursales con asiento en la provincia; mutuales; entidades gremiales; partidos políticos; comisiones de fomento o bomberos voluntarios).

En armonía con la modificación propuesta en materia de impuestos de sellos se entiende coherente establecer en el 1,5‰ la tasa retributiva de servicios para las inscripciones o reinscripciones de actos, contratos y operaciones relacionadas con inmuebles por ante el Registro de la Propiedad Inmueble. Esto se plantea mediante la modificación del artículo 1º de la Ley I Nº 4.253.

Comentá la nota