SAETA deberá pagar $1.000 diarios si incumple con una orden judicial

La Sociedad Anónima de Transporte Automotor (SAETA), deberá cumplir con la orden judicial de dejar a Centro Imagen ingresar a los corredores para disponer las publicidades en los colectivos porque de lo contrario deberá pagar una multa de $1000 diarios.
Sin embargo, los abogados de la SAETA harán presentaciones con las cuales no solo se evitarían las multas, sino también el ingreso de la empresa publicitaria.

El juez de Trabajo Nº 1, Carlos Herrera, decidió intimar a la SAETA con multas por desobediencia judicial ante las presentaciones del abogado de Centro Imagen, Miguel Mena.

Estas se hicieron porque la concesionaria incumplía la orden judicial de no rescindir el contrato por ahora, medida enmarcada en un amparo dispuesto por la empresa publicitaria tras la rescisión del contrato.

Herrera notificó su nueva decisión a la SAETA ayer mismo. Voceros de la concesionaria transportista indicaron a Nuevo Diario que entre ayer y hoy sus abogados harán presentaciones en las que indicarán que no dejan ingresar a Centro Imagen a los corredores porque tienen el detalle de los contratos vigentes desde la rescisión.

Estos pedidos de la SAETA se hicieron con escribanos en Centro Imagen antes de que se conozca el fallo sobre la cautelar.

En esos momentos, la titular de la empresa publicitaria, Nilda Avilés, se había negado a dar el ingreso a la concesionaria dado que el contrato estaba rescindido.

Según los voceros de la SAETA, en ese momento ella les dijo que los contratos deberían pedirse a la Justicia. "Eso es lo que se va a hacer, se van a pedir los contratos al juez", sostuvieron desde SAETA.

Mientras que la pelea judicial sigue, resta por saber que sucederá con el amparo presentado, en donde Centro Imagen espera saber cuantas lunetas de los colectivos fueron sacadas por la SAETA. Una vez que se cuente con el informe en mano, existe la posibilidad que Centro Imagen cobre a la concesionaria transportista lo que corresponde por la gráfica quitada.

Aunque las autoridades de la SAETA justifican la rescisión en una supuesta falta grave de Centro Imagen, Avilés aseguró que el problema se suscitó luego de que la empresa dispusiera en los colectivos las propagandas políticas del candidato a diputado nacional por el Frente Federal, Walter Wayar.

Esto habría molestado al Gobierno, dado que hasta ese momento, la propaganda en los colectivos era solo del candidato oficial del PJ y del gobernador Juan Manuel Urtubey, Fernando Yarade.

Comentá la nota