Sáenz Peña progresista camina a los 100 años de su fundación

Sáenz Peña progresista camina a los 100 años de su fundación
SAENZ PEÑA (Agencia) —Tan particular como la comunidad a la cual alberga, Presidencia Roque Sáenz Peña, la ciudad que está a un paso de cumplir cien años y que con el aniversario de mañana llega a los 97, luce espléndida, enmarcada en un arco de posibilidades que por mucho tiempo esperó.
Sáenz Peña da la clara sensación —y ésa es la convicción que muchos tienen— de que se apresta a vivir años de progreso, tal vez en medio de serias dificultades, pero con el empuje que su rica historia institucional le otorga.

Con una moderna infraestructura que le da un perfil de ciudad moderna, Sáenz Peña avanza intentando recuperar espacios perdidos. Así, con casi 100.000 habitantes —un gran número concentrado en los barrios periféricos, producto del éxodo rural de los últimos quince años— va camino a cumplir los 100 años.

La lucha que hoy se intenta dar, como paso al desarrollo, es lograr que la comunidad, las instituciones y el gobierno trabajen en forma conjunta para lograr las metas y los objetivos soñados por los primeros pobladores.

Creciente infraestructura

Nadie duda que Sáenz Peña creció en infraestructura. Logró la construcción de centenares de cuadras de pavimento y hay en planes un número importante más. El sector de los servicios ha crecido significativamente; con altibajos, las pymes tratan de ponerle el hombro a esta crisis financiera internacional que cada vez golpea más fuerte. En lo educativo, una amplia gama de establecimientos públicos y privados constituye una oferta interesante para el público estudiantil. La perlita de oro que Sáenz Peña y la comunidad del interior: la Universidad Nacional del Chaco Austral, exhibe con orgullo haber iniciado este 2009 con miles de alumnos inscriptos a las diferentes carreras que se dictarán este año.

Y de proyectos hay un abanico de posibilidades: el parque industrial para lo cual hay interés de empresarios en instalarse, el enlace NEA-NOA energético, la posible instalación en Sáenz Peña de una planta de refinería de petróleo y la instalación del obrador principal de la obra del gasoducto son algunas de las proyecciones que traerán no sólo fuente laboral, sino también inyección dineraria a la economía local.

La agrodependencia

Cuando Sáenz Peña nació, caminó de la mano con el cultivo del algodón. Las colonias de inmigrantes que poblaron la zona sur en lo que hoy son Bajo Hondo y La Montenegrina, fueron colonias emblemáticas a la hora de hablar de la ciudad. La economía de la ciudad está vinculada directamente a la actividad agropecuaria. Con altibajos, producto de las crisis y afectaciones de la naturaleza, el campo sigue siendo generador de riquezas del pueblo, de la urbe. Sáenz Peña puede dar fe de esto.

Comentá la nota