SADOP llamó a reanudar el diálogo salarial.

La Delegación Formosa del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) llamó a las autoridades del Ministerio de Educación a reanudar la mesa de diálogo salarial, a partir de los acuerdos paritarios nacionales a los que se arribó en febrero.
“Los mencionados acuerdos, si bien implican alguna mejora, no resuelven el problema de las sumas no remunerativas que componen el salario de los trabajadores docentes. La propuesta es que en un ámbito en el que se construya un diálogo responsable y genuino, se pueda debatir y acordar un programa escalonado de mejora del salario básico, retomado de esta manera la palabra dada el año pasado”, comentó la secretaria general del gremio, Lidia Pineda.

La gremialista dijo que es grande la preocupación que existe entre los docentes de gestión privada y estatal por las distorsiones que se comenten en la carrera docente con la incorporación de sumas no remunerativas.

“Esta práctica elimina el principal incentivo para la asunción de responsabilidades directivas e impide la jubilación en tiempos racionales, todo este conjunto de consecuencias atenta en forma directa contra la calidad educativa. Si bien los reclamos salariales de la docencia a la que representa el SADOP se realizan a los empleadores privados, cualquier mejora en los salarios de los docentes de la gestión pública beneficia a dicho sector porque así lo determinan las leyes, entre ellas, la Ley de Educación Nacional que consagra la equiparación salarial”, agregó.

Pineda sostuvo que aún falta mucho por hacer en materia salarial y que para ello es necesario el diálogo y la escucha, abiertos y como la flexibilidad necesaria para encontrar soluciones.

“Se necesitan actitudes que lejos de ser señales de debilidad demuestran la firme vocación democrática de un gobierno cuya principal prioridad es la educación”, expresó.

Rescató con satisfacción el cobro en tiempo y forma del incentivo docente y la compensación por artículo 9 de la Ley de Financiamiento Educativo. De esta forma, se dio solución a un reclamo impulsado desde hace tiempo por el sindicato.

“Amén de este importante logro, que ojalá perdure y no se modifique, persisten otros problemas que lamentablemente aquejan a la docencia privada tales como: el empleo no registrado, la no equiparación del sueldo con el de los docentes estatales, el pago del salario con atraso y en cuotas; la negativa para el otorgamiento de licencias establecidas por la ley, el pedido de renuncia a fin de año o cuando se quiere interrumpir la relación laboral sin indemnización, el incumplimiento de los aportes patronales que dejan a los trabajadores sin cobertura de obra social y especialmente, el autoritarismo generalizado puesto de manifiesto cuando se reclaman derechos laborales”, reclamó.

Comentá la nota