Hoy sabrá Boudou si el mercado confía en su plan para emitir deuda

De cara al acuerdo con el FMI y con el objetivo de colocar un bono antes de fin de año en el plano local, el Gobierno tendrá el veredicto de los inversores sobre los canjes ofrecidos
Mientras el Gobierno apura las tratativas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para anunciar un acuerdo con el organismo en la asamblea de Turquía, el mercado dará su veredicto hoy sobre el canje de deuda, el primer eslabón del plan esgrimido por el ministro de Economía, Amado Boudou, para volver a emitir bonos antes de fin de año.

Hoy se sabrá qué grado de aceptación tiene el trueque de bonos Pre9, Pre12, Préstamos Garantizados (PG) 2008 y residuales y Boden 2014, por otros atados a la tasa Badlar y no a la inflación, lanzado por Economía la semana pasada, en dos tramos. Los canjes buscan, básicamente, despejar presiones sobre cambios en el Indec y aliviar los vencimientos del país para los próximos tres años, e involucran valores por $ 22.000 millones –$ 8.000 millones las primera etapa y $ 14.000 millones la última, lanzada el viernes–. El Gobierno espera poder renegociar al menos unos $ 4.000 millones.

Pero más allá de eso, el resultado del canje también será un veredicto del mercado sobre la política de acercamiento al FMI esbozada por Boudou y los intentos por despejar dudas sobre el Indec y los vencimientos de deuda futuros.

La intención del Gobierno es la de poder emitir nueva deuda antes de fin de año, después de mucho tiempo. Sería una emisión simbólica, en el mercado local, ya que ir a Nueva York podría suscitar un pedido de embargo por parte de los holdouts. La idea, contaron encumbradas fuentes, es aprovechar la abundante liquidez que hay en el mundo debido a las políticas expansivas de los gobiernos ratificadas este fin de semana en Londres por el G–20, lo que mantiene quietas las tasas de interés. Eso, más un acuerdo con el Fondo y "algunos deberes", podría generar un clima más amigable en el mercado, lo que repercutiría en un menor interés que el que hoy paga el país a los tenedores de bonos en dólares, cercano a 19%.

El fin de semana, Boudou dijo que la Argentina podría permitirle al Fondo la revisión anual de sus cuentas en el marco del artículo 4. Eso no ocurre desde que el país se desembarazó del FMI al pagar la deuda de u$s 9.300 millones, en enero de 2006. Sin embargo, el ministro mantuvo su discurso duro: "No necesitamos que ningún virrey venga a contarnos las costillas", dijo.

El acuerdo final se rubricará a principios de octubre, durante la asamblea anual del FMI, en Estambul. "Hay una voluntad de acercamiento. Se busca tener una relación normal y todos los países tienen una auditoría anual", afirmó la fuente.

Pero para que los planes prosperen será importante ver cómo reacciona hoy el mercado al canje. El Gobierno ofreció, a cambio de los papeles a retirar en el primer tramo –PR9 y PR12–, un bono con vencimiento en 2014 a tasa Badlar –la que calcula en Banco Central– más 275 puntos básicos. Y para el tercer tramo, constituido por los Boden 2014 y los PG residuales, un Bonar 2015 que ajustará por Badlar más 300 puntos.

Comentá la nota