Sabotaje en la central eléctrica de Jáuregui

Manos extrañas abrieron los grifos de un transformador que perdió alrededor de 1200 litros de aceite. El inconveniente dejó sin servicio a una extensa zona desde Jáuregui al peaje de la ruta 7.
La salida de funcionamiento de un transformador dejó sin servicio eléctrico a una amplia zona que se extendió desde Jáuregui al peaje de la ruta 7. El apagón ocurrió en los últimos minutos del martes y obedeció, según informaron desde la Cooperativa Eléctrica, a un sabotaje registrado en la central que la entidad tiene en la vecina localidad, a escasos metros del puente de conexión con Pueblo Nuevo.

Producido el incidente, el sector de Jáuregui que desde las vías del ferrocarril se extiende hasta el río Luján quedó completamente a oscuras. En la misma situación permanecieron durante la madrugada del miércoles varias zonas de Pueblo Nuevo y Cortínez. Si bien en las primeras horas de la mañana de ese día fue restituida la energía eléctrica para uso domiciliario, no fue el caso de las diferentes empresas y parques industriales, que se vieron obligados a mantener un consumo mínimo hasta tanto se normalizara el servicio, que finalmente se concretó cerca de las 17 del miércoles.

Antonio Otero, gerente técnico de la Cooperativa, explicó que cuando llegó al lugar la guardia comprobó que "la estación estaba fuera de servicio".

"Manos extrañas hicieron vandalismo en uno de los transformadores. Tenemos dos transformadores y uno fue dañado. Afortunadamente lo único que hicieron fue sacarle los tapones y abrir algunos grifos para que el transformador pierda aceite. Se perdieron alrededor de 1200 litros de aceite. Esos transformadores están dentro de la central, bien protegidos", dijo Otero.

El gerente técnico de la entidad de servicios públicos aseguró que lo ocurrido "fue intencional, esto no pasa solo". Lo ocurrido obligó a la Cooperativa a mantener un servicio condicional durante varias horas: "Le pedimos a las industrias que prácticamente no trabajaran. Esto afectó a la fábrica Pritty, al Parque Industrial Villa Flandria, el Parque Industrial de Linera y a Curtarsa, entre otras empresas".

"Cada transformador vale 220 mil dólares. Por suerte actuaron las protecciones cuando bajó el nivel de aceite. Por eso no se dañó el aparato.

Es un hecho que llama la atención. Es alguien que sabe del tema, esto no lo hace cualquiera", agregó Otero.

Las autoridades de la Cooperativa Eléctrica determinaron realizar una denuncia en la fiscalía local. También decidieron labrar un acta notarial ante escribano, con fotografías. Ese material será sumado al expediente iniciado en la dependencia judicial.

Comentá la nota