"Sabía que Central no me iba a fallar"

Marcelo Quinteros juega en Banfield pero ayer se "volvió" a poner su querida camisetadel Canalla. El empate en el clásico dejó al Taladro solito en la punta del torneo.
En su casa, en familia y con unos mates haciendo compañía, Marcelo Quinteros vivió el clásico en Rosario a pura emoción. Porque es fana de Central y porque su presente se llama Banfield, único puntero gracias al empate en el clásico rosarino. Por eso, ayer más que nunca festejó los goles, se puso la camiseta y alentó hasta el último minuto.

-¿Cómo lo viviste?

-Muy contento, porque Central jugó bien y yo soy hincha desde que empecé a jugar ahí. La gente que tiene es impresionante. Por suerte nos dieron una manito, así que es una alegría doble. El empate fue un buen resultado, nos deja dos puntos arriba.

-¿Recibiste muchos llamados?

-Y sí, bastantes. La mayoría fueron de los chicos de acá de Rosario, amigos que saben que soy hincha. Estábamos todos haciendo fuerza por Central.

--Cuánto vale el empate para Banfield?

-Si no hacemos las cosas bien el domingo, no sirve de nada. Ojalá podamos mantener la ventaja. Sabía que Central no me iba a fallar. Igual, se enfrentó a un gran rival, porque Newell´s es un equipo que está haciendo un gran campeonato, así que es meritorio también.

-¿Qué tiene Newell´s para estar ahí arriba?

-Es un equipo similar al nuestro. Está siempre bien parado, no se desespera, tiene a un gran goleador y jugadores que corren.

-¿Qué porcentaje del título alcanzaron ayer?

-No nos queremos arriesgar. Estamos bien, pero queda muchísimo. Tenemos que estar tranquilos. Somos un equipo duro que quiere seguir luchando.

-Pero con este resultado se alejaron un poco.

-Ahora se da así, pero no podemos aflojar ni relajarnos, porque doce puntos en juego son muchísimos. Los cuatro partidos que quedan serán durísimos.

-Parecen tener un fixture más accesible que ellos.

-No sé. Decir eso sería faltarle el respeto a los demás equipos. Tenemos la experiencia de Arsenal y de Atlético Tucumán, que terminamos empatando.

-Ahora no pueden decir que no son candidatos.

-Y, ahora lo somos por la buena campaña, tenemos ese rótulo y no nos lo podemos sacar, es inevitable. Pero no nos queremos volver locos. Hay que ir partido a partido, como ahora.

-Al principio el objetivo era entrar a la Copa, ¿cambió ahora?

-Eso era lo que más habíamos hablado cuando arrancamos la pretemporada. Ahora que llegamos hasta acá, no queremos dejar escapar la posibilidad. Se dio todo redondito.

-De luchar la permanencia a pelear el título...

-Sí, cuando se dio la posibilidad de venir a Banfield me puse contento, porque sabía que venía a un club muy ordenado. Pensaba en hacer lo mismo, pero la verdad es que esta realidad es increíble, es un sueño. Yo acostumbrado a lucharla con Gimnasia de Jujuy y San Martín de Tucumán... Aún no lo puedo creer.

Comentá la nota