"Saben que se les puede complicar"

Del Potro cree que los checos están preocupados; según Vázquez, las chances siguen 60-40 para los rivales
OSTRAVA, República Checa (De un enviado especial).- Juan Martín del Potro empieza a aprender cómo es este juego de ser importante. Que no es fácil, sobre todo cuando se tienen apenas 20 años. Sin embargo, después de una gran tarea frente a Ivo Minar, que no le demandó ni dos horas de cancha, sacó el pecho con su voz tranquila y su sonrisa a medias y dijo, como para que los checos escuchen bien: "Ellos están pensando en hacer cambios, saben que se les puede complicar la serie".

La Argentina vino a Ostrava para jugar en silencio, pero interiormente el equipo se tiene una fe enorme. El silencio tiene que ver más que nada con aprovechar la condición de favorito del rival. Eso es inteligente. Pero por algo el equipo se fue a entrenar cuatro días la semana última a París. El encuentro de Mónaco frente a Berdych fue la prueba de que la preparación se hizo a conciencia, más allá de que el resultado final, en definitiva, no se logró. Un 2 a 0 hubiera sido un ideal mágico; el 1 a 1 es, en el fondo, lógica pura.

"Estamos igual que antes de arrancar. Pico estuvo cerca. Quizá hubiera sido una gran sorpresa que ganara, pero Berdych también tiene su mérito. Igual que Juan, que hizo un partidazo", comentó Del Potro.

El tandilense también se refirió a las experiencias que está viviendo: "Nunca había estado 1 a 0 abajo porque gracias a David [Nalbandian] siempre había entrado arriba. Yo hice lo mío y Pico estuvo cerca. Ellos deben de estar preocupados, porque la serie avanza y se pone difícil. Tengo poca experiencia de Copa y quiero seguir aprendiendo. Es mucho más lindo si lo hacemos en la Argentina; por eso queremos pasar esta serie para volver a sentir lo que es jugar de locales, representando al país, para darle una alegría a la gente, que quizás está todavía con la espina de Mar del Plata".

Antes había hablado Mónaco, con los ojos humedecidos por la bronca de haber estado cerca de un resultado que hace tiempo viene buscando. "El balance es que dejé todo. Tengo que estar tranquilo, no me puedo reprochar nada. Por ahí, tendría que haber apretado un poquito más en el cuarto set para desmoralizarlo, pero él jugó bien. Me cuesta hacer un análisis después de perder de esta manera, vi la victoria ahí nomás y se me fue", dijo Pico, que ofreció tranquilidad respecto de su dolencia en el tobillo izquierdo: "Tengo un problema en el tendón. Forcé mucho en el primer set y me torcí en el quinto, pero no tuvo nada que ver con el marcador. Sí corrí hasta la última pelota. Ojalá no haga falta que juegue, pero si no, voy a estar a full".

En cuanto a Tito Vázquez, el capitán, agotado después de una jornada de enorme tensión, dijo: "No teníamos expectativas, simplemente queríamos jugar y ahora estamos 1 a 1. Sufrí mucho el partido de Piquito , porque tuvo la oportunidad de dar el batacazo y fue una pena no poder tomarla. Pero jugó bien. Las chances siguen siendo en las mismas proporciones, 60-40 para los checos".

* "Comprobamos por qué es el 5° del mundo"

"Hoy comprobamos por qué Del Potro es el número cinco del mundo. Ha exhibido un gran primer servicio y no ha cometido errores", señaló el capitán checo, Jaroslav Navratil, sobre la tarea del tandilense. Después de sufrir cinco sets frente a Mónaco, Tomas Berdych expresó: "Entré nervioso porque era el favorito, tenía mejor ranking, jugaba en mi mejor superficie y con el apoyo del público. El comienzo no ha sido ideal, pero luego todo cambió".

Ridícula decisión

"Le dije a la ITF que es ridículo jugar en canchas que no se usan en los torneos. Con esta carpeta, si llegás un lunes es imposible adaptarte. Es difícil la movilidad, te podés doblar el tobillo. Favorece a los checos, que juegan plano y la bola les va mucho más rápido", dijo Vázquez sobre la superficie.

Comentá la nota