No sabe si, económicamente, 2010 será mejor año que 2009

Los días se caen del calendario de 2010 y el tiempo de los recesos va quedando atrás. El gobernador, José Alperovich, sabe que, en breve, los dirigentes de los gremios estatales golpearán las puertas de la Casa de Gobierno para discutir, entre otros puntos, la recomposición salarial anual.
"Como gobernador, siempre dije que, primero, vamos a hacer lo que haga la Nación, y segundo, no puedo dar lo que no tengo. Yo quisiera dar lo máximo que pueda, pero siempre está el límite de lo que el Gobierno puede y lo que no. Pero repito: como hicimos durante estos seis años, vamos a seguir dando lo que dé la Nación", precisó.

Durante el año pasado, el mandatario manifestó, en reiteradas ocasiones, que 2010 sería mucho mejor que el año que pasó. En ese sentido, LA GACETA le preguntó si este hecho podría ofrecer esperanzas a los gremialistas de conseguir mejores acuerdos. "No sé si va a ser mejor este año; hay que ver. Fijate enero, que parecía fácil: el tema de (Martín) Redrado, el Banco Central, la baja de los bonos", alertó. Además, agregó que aún la Nación no ha convocado a la Provincia a acordar el Programa de Asistencia Financiera. "El año pasado, en esta época, sabíamos cuándo íbamos a firmar. Hablé con (Amado) Boudou. No está claro si nos puede adelantar dinero. Necesitamos que nos adelanten $ 50 millones o $ 60 millones en febrero; nos dijeron que sí, pero hay que ver. Hay que esperar", expresó.

Indicios

Más allá de estas cuestiones, el mandatario se mostró conforme con la recaudación y con el dinero que ha recibido Tucumán en concepto de coparticipación federal durante el primer mes del año. "La recaudación de la Provincia no vino mal. Hemos superado los $ 120 millones durante enero. Fue una buena recaudación. La coparticipación también vino bien: llegamos a los $ 249 millones en enero, lo que es una buena cifra. Pero todavía no tengo todas las cartas", aclaró.

Comentá la nota