Sabbatella armó una quiniela para pagarse la campaña

El diputado electo todavía no pudo cerrar sus números de campaña y recurre a una rifa para equilibrar los costos.

Alguna vez Charly García, en plena desesperación, salió a pedirle un peso a cada uno de sus fanáticos para poder vivir. Cuando llegan las épocas de campañas electorales, el dinero sube por caminos un poco más empinados. Algunos políticos de bolsillo blando lo sacan de sus propios emprendimientos, otros piden prestado y no faltan aquellos que utilizan fondos públicos.

El diputado electo por el Partido Encuentro por la Democracia y la Equidad, Martín Sabbatella, todavía no pudo equilibrar sus gastos en afiches, spots televisivos y todos los recursos que utilizó para promover su candidatura. Por eso salió nuevamente a pedirle plata a sus seguidores para poder cerrar sus números.

[Sabattelabingo]

"El Encuentro por la Democracia y la Equidad puede explicar de dónde obtuvo el dinero de campaña y cómo se ha gastado. Es un rasgo de identidad que nos enorgullece y nos distingue de otras fuerzas políticas", se jacta Sabbatella que necesitó de la colaboración de la gente para poder llevar a cabo su propaganda política que le permitió conseguir una banca en el Congreso.

Esta vez puso en marcha la Campaña de Financiamiento Transparente. La misma constará de una rifa con más de 40 premios, para financiar los gastos hechos durante los meses de campaña electoral. Pero el número no será como cualquier rifa escolar, sino que llegará a los $1.500.

Serán 15 sorteos con tres premios cada uno. Los participantes deberán abonar $100 por mes para participar de los mismos y los ganadores saldrán de los resultados de la Lotería Nacional nocturna. Serán 1000 los números que estarán en venta en el local del partido, donde cualquiera que tenga el dinero suficiente para comprarlo, podrá acceder a ellos.

Desde su departamento de prensa y comunicación, consultado por 24CON, auguran alcanzar la suma de un millón y medio de pesos. Con este número podrán comprar el auto 0KM y el departamento a estrenar en la zona de Castelar (los premios gordos), además de cerrar los costos de la campaña.

El primer sorteo será el próximo 31 de octubre, pero el último recién el 25 de diciembre de 2010, cuando se rifará el nuevo domicilio para el afortunado ganador. En caso de no lograr la casa propia, podrían llevar algún DVD, moto, computadora o bicicleta, entre otros premios consuelo que entregarán a lo largo de los 15 meses.

Comentá la nota