El sabbatelismo logró confirmar su liderazgo local

El oficialismo volvió a sacar una considerable ventaja a la oposición pero perdió dos bancas; la sorpresa la dio Unión Pro, por debajo, el Frente Justicialista para la Victoria logró un tercer cómodo puesto. Las dos listas del ACyS se quedaron en la puerta.
El oficialismo volvió a sacar una considerable ventaja a la oposición pero perdió dos bancas; la sorpresa la dio Unión Pro, por debajo, el Frente Justicialista para la Victoria logró un tercer cómodo puesto. Las dos listas del ACyS se quedaron en la puerta.

Morón era un escenario particular. Si bien Nuevo Morón estaba consolidado con los 10 años de gestión de Martín Sabbatella se generó incertidumbre en cómo se iba a comportar el electorado ante la postulación del intendente, en uso de licencia, como diputado nacional y cómo eso repercutiría en el pago chico. Las expectativas fueron superadas con creces.

Ante una polarizada elección en el ámbito provincial entre el kirchnerismo y la centroderecha, Sabbatella logró en el distrito el 39,20%, seguido de Unión Pro (Francisco de Narváez) que obtuvo el 22,86%. El FJPV, encabezado por Néstor Kirchner, llegó al 18,29% y el ACyS de Margarita Stolbizer al 16,10%.

Las listas de concejales notaron un pequeño corte de boleta pero no alteró los resultados. El oficialismo, con Hernán Sabbatella a la cabeza, registró un 42,24% de votos y superó en tres puntos a la lista de su hermano. De los doce concejales que se renovaban, el sabbatelismo puso en juego nueve y superó la prueba al quedarse con siete escaños. Lograron ingresar, además de Sabbatella, Cinthia Frías, Enrique Louteiro, Zulema Miranda, Juan Le Bas, Mariana Fasciolo y Sergio Zurano.

El batacazo lo dio Unión Pro consolidándose como segunda fuerza en estas elecciones con el 21,26%. De esta manera, la lista de unidad que conformó el diputado provincial del Pro, Ramiro Tagliaferro, alcanzó el objetivo de superar al kirchnerismo y lograron hacerse de tres espacios en un Concejo que hasta el momento le era esquivo: Marcelo Daniel González, Margarita Guarana y Vanesa Sosa.

Como en toda elección, hay heridos. El más dañado fue Juan Horacio Zabaleta que se alzó con el 12,75% y de los tres ediles del bloque que renovaban su cargo, perdieron a uno. Revalidó su banca Cristina Rodríguez y todo indicaría que Zabaleta (candidato testimonial) cedería su banca a Claudio Román, tercero en la lista.

Cabe consignar que la colectora kirchnerista del Progreso Social, encabezada por el secretario General del Partido Socialista de Morón, Nicolás Cabrera, albergó el 4,58% y restó ese porcentaje a la del Partido Justicialista considerada como la nómina oficial.

Luego de saludar por los resultados a los referentes de Nuevo Encuentro, Zabaleta indicó que mantendrá su presencia en el distrito: «Estamos seguros de nuestras convicciones y vamos a seguir sosteniendo con trabajo y gestión el compromiso que tenemos desde el Frente Justicialista para la Victoria para con todas nuestras vecinas y vecinos de Morón».

La jugada que hicieron algunos partidos al presentarse en varias boletas resultó muy riesgosa con más costos que beneficios. Los grandes perdedores que dejaron los comicios fueron la Unión Cívica Radical que llevaba como candidato a Gustavo Aguilar y la Coalición Cívica con Rolando Moretto a la cabeza. Al no lograr consenso, fueron por separados y no lograron introducir concejales. Ambas listas no rompieron el piso de 8,33% por centésimas y con sólo un voto de diferencia llegaron al 8,05% cada una. Por ahora, deberán conformarse con haber aportado 28.500 votos a Stolbizer.

Así, el sabbatellismo mantendrá la amplia mayoría en el HCD a partir de diciembre con quince concejales; el FJPV tendrá un bloque de cuatro ediles; Unión Pro tres; y el ACyS dos

Comentá la nota