El 80% de las rutas está en pésimo estado

Los expertos coinciden en que los principales problemas son la falta de mantenimiento y señalización, banquinas sin asfaltar y baches.
Transitar por las rutas argentinas es una odisea. La falta de señalización, césped crecido, banquinas inexistentes, rutas angostas, bacheos y ahuellamientos dejan un panorama desolador del que nadie parece hacerse cargo.

Un relevamiento de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y de Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI) describen cuáles son las rutas más abandonadas en inversión y mantenimiento del país.

Así, por ejemplo, el cruce de la Autovía 2 con la ruta 36 (que conecta la autopista con la ruta 11) agoniza por la falta de un puente o rotonda que organice el transito y evite accidentes.

Otra de las más denostadas es la 14, llamada "ruta del Mercosur", que por la gran cantidad de camiones que circulan por ella (se estima que son 8 mil diarios) tiene ondulaciones y pliegues en el asfalto, y tramos de tierra en las banquinas imposibles de transitar en días de lluvia. Por eso se ganó el apodo de "ruta de la muerte", ya que los accidentes se incrementan en el periodo estival cuando muchos turistas se trasladan a las playas de Brasil.

Los especialistas denuncian que casi el 80% de las rutas está en mal estado, una emboscada a la hora de salir de viaje. Del total de 230.137 kilómetros de rutas, apenas 72.047 están pavimentadas y sólo 1.284 kilómetros son autopistas, según la Asociación Argentina de Carreteras.

Comentá la nota