Ruta 192: la repavimentación sigue siendo una deuda pendiente

Hace 45 días, funcionarios municipales dijeron a los vecinos de Torres que la obra comenzaba a fines de octubre.
Esta semana EL CIVISMO recorrió la ruta que continúa en mal estado y no observó maquinaria vial alguna.

Se desconoce cuándo darán inicio a los trabajos.

La fecha prometida para la repavimentación de la Ruta Provincial 192 no se cumplió. Así lo evidencia el estado que presenta el camino y la ausencia de toda maquinaria vial encargada de llevar a cabo los trabajos.

El 25 de septiembre vecinos de la localidad llegaron a cortar simbólicamente y por algunos minutos la ruta a la altura de uno de los ingresos al pueblo. Fue una forma extrema pero contundente a la que debieron recurrir para que el eterno reclamo se haga oír. Ese día, llegaron hasta el pueblo el secretario interino de Gobierno, José Armaleo, y el secretario de Obras Públicas, Jorge Lara.

Desde entonces algunas cosas cambiaron: Armaleo dejó de ser interino y fue confirmado en el cargo mientras que Lara esta semana dejó de ser funcionario de la intendenta Graciela Rosso. Por lo demás, todo sigue igual o peor.

La carpeta asfáltica de la ruta, cerca de Torres, está en pésimas condiciones, no hay marcación de ningún tipo y la cartelería es escasa.

Según el compromiso asumido el jueves 25 del pasado mes por las autoridades municipales y un ingeniero de Vialidad Provincia, la obra había sido adjudicada e iba a dar comienzo en los "últimos días de octubre". Lo cierto es que comenzó noviembre y las maquinarias viales brillan por su ausencia.

Este miércoles, EL CIVISMO recorrió la 192 desde Luján hasta Parada Robles para verificar si la promesa comenzaba a convertirse en realidad pero el panorama fue desolador.

FECHAS EN EL AIRE

Según se dijo en su oportunidad, el 5 de septiembre la Provincia adjudicó la obra en unos 20 kilómetros de extensión comprendidos entre la ruta 8, en Parada Robles, y la ruta 7, en Luján. La empresa responsable para ejecutar las tareas se denomina IFS y cuenta con presupuesto de unos 21 millones de pesos y un plazo de 6 meses para terminarla.

Hasta ahora, los únicos remiendos en la deteriorada carretera los hizo la Secretaría de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad. A principios de julio de este año, el gobierno denominó como "repavimentación" el tapado de baches con 50 toneladas de asfalto negro y caliente.

A pesar que meses después los vecinos exigieron una solución definitiva de manera enérgica, el bacheo fue considerado desde la comuna como "una respuesta favorable a los insistentes reclamos por el mal estado del camino".

El jueves, EL CIVISMO intentó hablar con el secretario Armaleo para saber los motivos de la demora de la obra pero no tuvo suerte. El funcionario se encontraba en una reunión.

El día del corte de ruta Armaleo había asegurado estar dispuesto a pagarle un asado a los vecinos si la repavimentación no comenzaba en la última semana de octubre. Se desconoce si ya encargó la carne.

DEUDA

El actual secretario de Gobierno Armaleo se comprometió a pagar un asado si las obras no comenzaban a fines de octubre.

Comentá la nota