La ruta 34 está en estado de abandono

Por Marcelo J. Ramello (San Vicente). - Tiempo atrás, quien escribe hizo referencia, sobre el puente de la ruta 34 (cruce con ruta 19). La falta de luces y pintura de señalización sobre el mismo, traía aparejado lo peligroso que resultaba transitar por ese lugar.
Este Diario, en varias oportunidades, también se ocupó de la Ruta 34.

(Cartas de Lectores y notas propias del Diario), en la primera sobre el tramo Las Palmeras-Rafaela, donde no hay desmalezamiento de banquinas, y la proliferación de baches, y la segunda nota que comentamos se habla sobre el mismo problema.

A todos estos valiosos comentarios hagamos también referencia sobre el sector de la ruta, desde Angélica a Cañada Rosquín.

Es sabido que está pendiente de adjudicación la concesión de varias rutas entre ellas la 34, y eso conlleva a un total abandono de su mantenimiento.

Pastizales, banquinas inexistentes, mala señalización y vías de trenes que cruzan la ruta totalmente abandonada y descalzada que pone en peligro a automovilistas y camioneros cuando se enfrentan con esa situación.

También resulta muy peligroso ingresar a la ruta desde caminos laterales, ya que no existe visibilidad alguna por lo alto de las malezas y en esto hay que tener especial cuidado al dejar la Ruta 66 que viene de la provincia de Córdoba, cruza la 13 y llega a la 34 en Cañada Rosquín, allí para tomar la Ruta 34 es necesaria extrema precaución ya que no hay visibilidad alguna hacia el norte ni hacia el sur, siempre por los altos yuyos.

La pregunta de muchos se formulan sobre la Ruta 34, ¿cuál es el motivo del cobro del peaje? Si no existen trabajos ni mantenimiento alguno, no hay motivo en cobrar por su uso. Incluso tiempo atrás estaba cortado el servicio de ambulancias contratado en caso de necesidad.

¿Hasta cuándo habrá que seguir esperando por una solución de este problema?

Comentá la nota