La "ruta del dinero" revela un llamativo canje de certificados

La defensora del Pueblo, Ana Piccinini, anticipó ayer que además de buscar precisiones sobre el origen de los alimentos, en las próximas horas se concentrará en la "ruta del dinero" relacionado con Flavors.

Explicó su énfasis como una consecuencia de haber comprobado que "el 99,99 de los certificados que acreditan la deuda del Estado provincial con esta empresa no fueron pagados por la Tesorería a Flavors sino a empresas, oficinas de negocios como Factory Banco Nación".

"Flavors en vez de realizar el proceso administrativo ante la Tesorería, donde a través de un cheque en mano o un depósito en cuenta corriente debería cobrar su acreencia, la sale a vender fuera del ámbito de la administración pública de Río Negro a estas oficinas de negocios, las que le compran el certificado con un importante descuento. Después son estas oficinas las que se presentan ante la Tesorería para cobrar los certificados", detalló la defensora a este diario.

En consecuencia, manifestó: "Esto da que pensar porque, en primer lugar, la empresa está totalmente desfinanciada y está requiriendo líquido permanentemente. No puede esperar los dos o tres días que le lleva el trámite hasta la Tesorería para cobrar el cheque. Y en segundo lugar, estas empresas están defraudando a sus acreedores porque están concursadas y al no cobrar los cheques, al no depositarlos, al cobrar el líquido en estas oficinas de dinero, se diluye la posibilidad que los acreedores de esas masas concursales puedan captar estos dineros".

Piccinini también consideró "muy sospechoso" el procedimiento, teniendo en cuenta que esta modalidad de canje de certificaciones para hacerse de efectivo ha sido detectada en investigaciones judiciales sobre presuntos pagos irregulares a funcionarios públicos, por lo tanto ratificó que "es una pista muy importante que vamos a brindar oportunamente al juez de la causa porque creo que le va a interesar mucho profundizar".

Comentá la nota