Ruta 2: el 90% de conductores sobrepasó el límite de velocidad

Fue en un test realizado en el acceso a General Pirán. Se controlaron 2.100 autos. La mayoría superó los límites de 60 km/h por zona urbana y también los 130 km/h límites en la ruta. El 1° de enero entran a regir los radares y las multas.
Si nadie controla, no cumplo las reglas". Es una máxima que parece incluida en el decálogo de costumbres argentinas y, cuando se trata del tránsito, se transforma en un peligro social. A una semana de la vuelta de los radares para detectar exceso de velocidad en rutas, la última prueba para poner a punto los equipos demostró la vigencia de ese principio entre los automovilistas: el 90% de los autos medidos en un control sobre la Autovía 2 excedió los límites permitidos por la ley e indicados en los carteles ubicados sobre la banquina.

El operativo verificó 2.100 autos que pasaron por el acceso a General Pirán (a 60 kilómetros de Mar del Plata) hace 20 días. Según el registro de los operadores, 1.912 automovilistas transitaban excedidos en el tope que era de 60 kilómetros por hora, porque se trata de una zona urbana. Antes de cruzar la línea de ubicación del cinemómetro había dos carteles indicadores y un inmenso número impreso sobre la calzada con el máximo permitido. No obstante, 100 coches pasaron a más de 130 kilómetros por hora, que es el máximo permitido en la Autovía 2. Y dos "bólidos" marcaron el record en las agujas del marcador: 159,4 kilómetros por hora.

Apenas 249 vehículos respetaron la limitación; 530 se sobrepasaron en 20 kilómetros y 813 en 40 kilómetros.

Los conductores no fueron sancionados porque aún no estaba vigente el nuevo código de tránsito aprobado por la Legislatura bonaerense hace dos semanas. El lugar elegido para la prueba es uno de los "puntos negros" que tiene identificada la policía de Seguridad vial (Ver infografía). Allí, el verano pasado hubo 4 accidentes graves con 15 heridos. Y desde el 1°de enero de 2009 habrá un radar electrónico fijo.

El marco legal permitió a la provincia poner en funcionamiento más de 100 radares en las rutas que conducen a la costa. Por infracciones similares a las cometidas durante la prueba piloto, los conductores podrán ser sancionados con multas de hasta $2000.

En total, el gobierno bonaerense adquirió 180 equipos. Hay 140 fijos y 40 móviles. Serán operados por agentes de la policía e inspectores municipales. La ubicación de cada aparato será conocida por los conductores. Habrá dos carteles de advertencia a 300 y a 150 metros. Y antes de cruzar delante de los radares una chapa con la leyenda "Sistema provincial de Radarización". "Apelamos a la responsabilidad de quienes manejan. No buscamos recaudar con las multas. Queremos reducir el número de siniestros durante el verano", aclaró el Jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez.

La mayor parte de los sistemas electrónicos estarán en las rutas 2 (15); 11 (8); la 36 (4); la 6 (5) la 29 (4). También habrá controles móviles y fijos en otros caminos que llevan a la costa y lugares turísticos como las rutas 63; 74; 30; 41; 60; 86; 200 y 210.

De acuerdo con el código de tránstio, el máximo permitido en autopistas (como La Plata-Buenos Aires o Buenos Aires-Mar del Plata) es de 130 km/h, en rutas es 120; 60 en zonas urbanizadas y 80 o 100 en curvas.

La determinación de los lugares para colocar los sistemas es el resultado de la revisión de los mapas accidentológicos y consultas con Ongs.

"A principios de este año hicimos operativos de concientización con uso de radares. Le informamos a la gente cuando viajaba sin respetar las normas. Ahora, tenemos la herramienta legal para comenzar a sancionar", explicó el director del Registro Unico de infractores bonaerense, Emiliano Baloira.

Comentá la nota