Russo de la gente...

Los hinchas se enojaron porque no hubo arreglo con el técnico y acusaron a Usandizaga, que se va.
Sin dudas el día después de salvarse del descenso no fue el mejor para los hinchas de Rosario Central. Lejos de prolongar el alivio que les produjo el poder permanecer en la categoría, la incertidumbre ante la próxima temporada -Central arranca con el peor promedio entre los equipos con dos campañas- se potenció con los severos movimientos de las principales autoridades del club, tanto en el plano futbolístico (el técnico) como en el institucional (el presidente). Es que ayer al mediodía Miguel Angel Russo dejó la ciudad de Rosario tras reunirse con la dirigencia centralista y no poder llegar a un acuerdo para asegurar su continuidad. La discontinuidad de Russo, atribuida a la responsabilidad de Horacio Usandizaga, terminó por provocar el cambio en la conducción del club. Los hinchas, disgustados con esta situación, armaron una cadena de mails y se conectaron mediante diversos foros informáticos para concentrarse, a última hora de la tarde, en la sede administrativa ubicada en la calle Mitre, en el centro de Rosario. Allí, mientras se desarrollaba la reunión de Comisión Directiva, los hinchas pidieron que el presidente les garantizara la continuidad de Russo como entrenador de Central. "Esto no es joda, esto es Central", fue uno de los cánticos que se escuchó por parte de los 500 simpatizantes que se acercaron hasta el lugar. Sin poder dar satisfacción al reclamo masivo, Usandizaga decidió apartarse bajo la figura de una "licencia médica" (se anticipa como el preludio de su renuncia), lo cual derivó en la asunción de Daniel Viliguer, vice primero, como su reemplazante. El mismo Usandizaga lo confirmó ante la gente: "Tomo una licencia médica por 30 días. Después de ese plazo no sé qué pasará", expresó.Viliguer tomó como prioridad retener a Russo.

Es más, a última hora de ayer la Comisión Directiva, ya sin Usandizaga, informó que estaba dispuesta a aceptar las condiciones del entrenador, con el que procuraba comunicarse a la brevedad para darle formalidad a la renovación. La esquirlas del caso amenazaban con expandirse, pues también circuló el rumor de que Manuel Usandizaga -hijo del presidente- había renunciado a su cargo de asesor legal y titular de la Subcomisión de Fútbol en disconformidad con las determinaciones de su padre. Pero el trascendido quedó desestimado. Ahora, si bien circulan nombres de sucesores (ver Por las dudas...), el objetivo se escribe en Russo.

Comentá la nota